Se pone sus alitas el perrito que tras salvarlo del fuego, fue el guardián más fiel por 15 años

Hay criaturas que parecen venir al mundo con un destino predestinado y nada, ni siquiera la muerte pudiese cambiarlo. Así parece haber ocurrido con un perrito que tras sobrevivir a un incendio se convirtió en uno de los oficiales más queridos dentro de la comandancia de la municipalidad de Santiago, en la capital chilena.

Sin embargo, los años dorados del can culminaron y han informado su lamentable muerte.

Después de casi década y media de servicio, un mestizo de bóxer al que bautizaron como Rocky se ha colgado sus alitas y partido al cielo canino; pero la historia de servicio de este animalito es fascinante.

Conoce al noble Rocky.

Resulta que Rocky fue rescatado en el 2006 de una vivienda en llamas. El animalito sufrió algunas lesiones por el siniestro pero los hombres que ayudaron en su rescate decidieron darlo todo por él y, una vez estuvo de nuevo en pie fue adoptado.

De esta singular manera llegó Rocky a ser parte del equipo de la Dirección de Seguridad.

Pero el animalito no era un can cualquiera que viviera en la comandancia solamente ¡no señor! El Rocky era todo un perro guardián y un gran luchador. Por tales motivos el animalito se ganó la confianza y admiración de los jefes, y en poco tiempo ya tenía su propia plaquita y uniforme. 

Por 15 años este amiguito cuidó de su comunidad.

Lamentablemente el anciano perrito guardián murió hace unos días y la noticia fue dada a conocer a través de la cuenta en Instagram de la alcaldía de Santiago.

“Rocky, nuestro querido perro guardián y gran luchador, nos dejó para descansar. Después de una vida intensa y de mucho amor y cuidados, estamos tranquilos, ya que sabemos que se fue lleno del cariño de los vecinos y de los integrantes de la Dirección de Seguridad“, informó la alcaldía en la red social.

El nombre del animalito hacía alusión a Rocky Balboa, pues tras sufrir tantas dificultades el can supo cómo reponerse. Claro que tras llegar al lado de la fuerza policial nunca más estuvo solo.

“Desde esos años acompaño a todos los integrantes de esta Dirección en todas sus labores. Ellos me cuidan, me llevan al veterinario, me alimentan y algo que no me gusta mucho, me bañan“, se puede leer en una publicación publicada hace un tiempo en el Instagram oficial de Rocky.

El can era tan querido como famoso, por ese motivo contaba con sus propias redes sociales. Desafortunadamente ya no está pero dejó una huella imborrable en los corazones de quienes le conocieron.

“El equipo municipal agradece profundamente el regalo de haber sido parte de su vida. Gracias por todo querido Rocky, por tu alegría, por tu entrega e incondicionalidad, por ser un angelito maravilloso que nos acompañastes durante tantos años”, agregaron en la publicación de la alcaldía.

Rocky sigue vivo en la memoria de muchos, un can que vino al mundo a hacer historia. Por favor comparte esta nota y ayúdanos a rendirle homenaje a su memoria. ¡Vuela alto guerrero!