Se recupera milagrosamente después de ser rescatada inmóvil y adolorida en la calle

La vida para muchos perritos callejeros parece estar marcada de infortunios, lamentablemente hay quienes padecen terribles situaciones e incluso agonizan en medio de la calle rogando recibir un gesto de amor. Estos peluditos hacen su mayor esfuerzo para sobrevivir en las calles mientras que las personas pasan indiferentes ante su dolor.

Enlaces patrocinados

Esta es la historia de Serena, una dulce perrita callejera que padecía un grave problema de salud que la dejó paralizada en el suelo.

El incidente ocurrió en Rajastán, al noroeste de India.

En medio de su terrible condición muchas personas pasaban a su lado completamente indiferentes, nadie se detuvo ayudarla, estaba completamente sola e indefensa rogando por ayuda.

No fue sino hasta que la organización de animales Animal Aid Unlimited supo de situación y le brindaron toda la atención que necesitaba.

Indefensa y sola suplicaba con su mirada que la ayudaran.

Enlaces patrocinados

El rescate fue documentado por la organización y publicado en su canal de YouTube. Al respecto dijeron:

“Hermosa Serena, sus patas traseras colapsaron y sus patas delanteras se mantuvieron rectas y rígidas mientras luchaba por sobrellevar el dolor. Ella levantó la cabeza y se volvió para mirar a sus salvadores con ojos que parecían implorar: ‘Por favor, ¿me ayudan?’”.

La perrita fue llevada a las instalaciones de la organización donde fue atendida por un veterinario, el estado de salud de Serena era delicado, tenía una fuerte lesión en su columna que afectaba por completo su movilidad. La organización comentó:

“Sus ojos tranquilos mantuvieron su inocencia durante su llegada al hospital y el examen físico. No encontramos fracturas, pero sus nervios estaban magullados. Todavía tenía sensibilidad en los dedos de las patas, pero nunca podemos estar seguros de que un paciente con lesión en la columna mejore por completo”.

El proceso de recuperación de Serena fue bastante complejo, afortunadamente sus rescatistas no estaban dispuestos a darse por vencidos e hicieron todo lo posible por ayudarla.

Enlaces patrocinados

La dulce perrita siempre estuvo receptiva, sabía que estaba en buenas manos y tenía toda la disposición de recuperar fuerzas y volver a caminar. Con mucho esfuerzo, infinita paciencia y amor incondicional la perrita volvió a dar sus primeros pasos. Al respecto la organización comentó:

“La mantuvimos lo más cómoda posible durante varias semanas. Entonces, un día, encontró el valor para intentar ponerse de pie.

Inquieta al principio, decidió practicar. Su dolor casi había desaparecido y, en cuestión de horas, se paseaba como si dijera: ‘¡Mírame, mundo! ¡Estoy curada!’”.

Después de todo, Serena ha vuelto caminar, aunque le ha tocado empezar de nuevo, su vida ha cambiado por completo, ahora está sana y salva en un lugar seguro. Solo es cuestión de tiempo para que pueda correr sin sentir ningún malestar.

Esta hermosa perrita nos ha demostrado que con las personas correctas e infinito amor, todo es posible. Comparte esta historia en tus redes y anímate a adoptar un perrito, cambia su vida sin prisa, sin pausa y con el corazón llenito de amor.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!