Se refugia lejos de una montaña de perritos muertos para evitar terminar como ellos

Muchas personas asumen la gran responsabilidad de tener un perrito en casa, sin embargo, algunos llegan al punto de no saber qué hacer con ellos y terminan dándole un triste destino donde la muerte es inevitable.

Si bien hay múltiples opciones como organizaciones que velen por los perritos en caso de que ya no pueda cuidarlos, existe un gran número de personas que los abandonan a la intemperie.

No se sabe nada sobre sus antiguos dueños.

Nuestro protagonista es un perrito que fue cruelmente abandonado en un montón de basura junto a los cadáveres de muchos otros perritos. El perrito, indefenso y muy asustado, logró esconderse lejos de la pila de perros muertos para evitar terminar como ellos.

De no haber sido encontrado a tiempo, es posible que hubiera tenido un trágico final. Gracias a que un hombre pasó cerca y notó al perrito que para entonces era solo piel y huesos tuvo un final feliz.

Decidieron llamar al perrito Alex.

El perrito asustado intentó huir del hombre encontrando refugio en una pequeña caja, no sabía que este hombre solo quería ayudarlo. Al parecer, las personas con las que había tenido contacto solo lo maltrataban.

El afortunado perrito fue traslado al centro de rescate donde recibió toda la atención que necesitaba, no podía tener mejor suerte, en cuestión de días tenía un nuevo padre adoptivo que se preocupó en darle lo mejor a al tierno Alex, quien ahora luce totalmente diferente.

Alex fue llevado a un evento de adopción donde conoció a su actual familia.

Poco a poco fue ganando peso y cambiando su apariencia, aquel pequeño bulto de huesos había quedado en el pasado. Después de todo por lo que pasó ahora es un perrito limpio, feliz y muy amado.

El hermoso perrito solo debía curarse de la tos que tenía, por suerte, el veterinario les dijo que solo era tos de perrera que pronto sanará por completo.

Recibió una dieta especial para ayudarlo a recuperar peso.

Alex no deja de mover la colita cada vez que ve a las personas que ama, hacerles saber lo feliz y agradecido que esta es parte de su día a día moviendo constantemente la colita.

Hasta hace poco este adorable perrito no era más que basura para su antiguo dueño, su destino cambió y ahora es un perrito sano y contento.

Ahora es un miembro más en su nueva familia.

Tratos injustos como el que recibió Alex no pueden ser tolerados, si no puede quedarse con su mascota por cualquier motivo, llévelo a un refugio o entréguelo alguna persona que si vele por el bienestar del perrito.

No hay excusas para tratar cruelmente a nuestros peluditos, ellos merecen ser tratados con total respeto y amor.

Alex tuvo días malos al borde de la muerte, pero ahora está durmiendo es una cama limpia y cómoda gracias a su nueva familia que lo ama incondicionalmente. Por favor, ayúdanos a compartir esta historia en tus redes y sigamos luchando por leyes que protejan a nuestros peluditos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!