Se reunirían para ver un partido de fútbol pero terminaron salvando una vida indefensa

Luiz Salles se reuniría con su amigo para ver un partido de fútbol, pero por cuestiones del destino, decidieron hacer una parada en un refugio local. Nunca se imaginaron que esa parada cambiaría sus vidas para siempre, lo que se supone que sería un recorrido rápido se convirtió en el más dulce encuentro.

Solo bastó una mirada para que Salles se enamora de una Lua, una pequeña perrita a quien terminó adoptando.

Lua llevaba dos meses en el refugio.

Salles ya tenía la idea de adoptar un perrito pero no había corrido con mucha suerte, quería un amigo perfecto así que cuando vio a Lua sabía que era la indicada. Salles se encontraba con su amigo John Hwang, quien con frecuencia va a fotografiar los perritos vulnerables en distintos refugios.

Miles de perritos  son recogidos por las sociedades protectoras de animales en todo el mundo.

Cuando decidieron parar en el refugio al Sur de California no pensaron que terminarían cambiándole la vida a un perrito. Luiz comenta al respecto:

«Dijimos: vamos a pasar por el refugio, a continuación, iremos a ver el partido de fútbol. Cuando la vi en una jaula moviendo la cola para llamar la atención, yo estaba inmediatamente atraído por ella”.

La dulce Lua tiene una degeneración en la cadera, los perritos con ciertas condiciones físicas o problemas de salud les cuesta mucho más encontrar un hogar. Así que  fue una gran suerte que Luiz sintiera una hermosa conexión con la perrita y decidera llevársela a casa, de lo contrario, no sabemos cuánto tiempo más hubiera tenido que esperar en una solitaria jaula.

Aunque hay muchas organizaciones que velen por los perritos muchos de ellos no son adoptados.

Lua sin duda, estaba muy feliz de sentir una conexión especial  con sus nuevos angelitos. Ellos, por su parte, estaban emocionados de poder cambiarle la vida a una perrita que tanto lo necesitaba.

Los perritos mayores o con alguna discapacidad muchas veces pasan desapercibidos ante los ojos de los adoptantes.

Los hombres sabían que el proceso se adopción sería un poco largo, porque lo olvidaron sus planes de ver el fútbol y decidieron concretar todo el proceso. Luiz comenta que la dulce perrita en ese momento se convirtió en su prioridad, agradece que sus amigos hayan entendido la situación y sacrificaran algo tanto importante para los amantes del fútbol como ver un gran partido.

Lua ahora disfruta de las comodidades de un hogar y del amor de su padre humano.

Al finalizar el papeleo los hombres salieron felices con una nueva mascota que se convirtió en un miembro oficial de la familia de Luiz. Sin perder tiempo, el grupo de amigos le dedicaron el resto del día a la hermosa peludita y fueron a una tienda a comprarle todo lo que necesitaba en su nuevo hogar. Lua ahora disfruta de una suave cama y una familia que la ama incondicionalmente.

Ayúdanos a compartir la nota en tus redes para que todos conozcan a esta pareja que se convirtieron en los mejores amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!