Encuentran al frágil cachorrito que se robaron en un refugio y acusan al culpable

Los voluntarios y rescatistas más dedicados no hacen más que entregar todo su tiempo por el bien de los animales. Llegan a conocer cada detalle sobre los perritos que se encuentran bajo su cuidado, así que no hay nada más desgarrador que notar que hay uno desaparecido. Esto fue precisamente lo que sucedió en un refugio de Humane Society.

Todo sucedió en la ciudad de Greenville en Carolina del Sur.

Los empleados se encontraban haciendo una ronda cuando descubrieron que un cachorrito no se encontraba en su jaula. Buscaron por todos lados pero el pequeño simplemente no apareció.

Fue entonces cuando decidieron dar un vistazo a las cámaras de seguridad y confirmaron sus peores temores. Alguien se había acercado al refugio y se las ingenió para robar un cachorro.

El cachorro apenas tenía dos meses de vida.

Lo más alarmante era pensar los motivos que habían llevado a alguien a realizar algo tan vil. Las únicas explicaciones eran que se trataba de una persona sin el perfil apropiado para una adopción.

Podría querer al perrito para usarlo como cebo. El peludito no se encontraba en buenas manos.

“No sabemos para qué quieren a este perrito pero esperamos que lo regresen. Tenemos el corazón roto desde su partida”.

Los rescatistas acudieron a las redes sociales para alertar sobre lo sucedido. Lo más alarmante era que Finn acaba de ser esterilizado y todavía necesitaba cuidados pos-operatorios. Como era tan pequeño, también era vital que la persona que lo había robado se asegurara de administrarle las vacunas correspondientes.

“Necesita permanecer aislado de otros perros hasta que reciba todas sus vacunas”.

No era justo que la salud del pequeño y todo el trabajo que habían realizado los veterinarios resultaran en nada por las acciones del ladrón.

Por suerte, la comunidad decidió tomar cartas en el asunto. Compartieron las imágenes del perrito y realizaron constantes búsquedas junto a las autoridades del lugar.

“Por favor. Tienen que saber que los cachorros son frágiles y no pueden cuidarse a sí mismos. Finn necesita ayuda”.

Finalmente, lograron dar con el culpable. Finn no había comido ni bebido agua en todo ese tiempo así que se encontraba un poco débil. Por suerte, ahora ha vuelto a reunirse con su hermana y a recibir el cuidado de los rescatistas que tanto se angustiaron en su ausencia.

El perrito fue hallado en menos de 24 horas.

Finn was very hungry and dehydrated when he arrived but has since received fluids, a good meal and a clean bill of health from our veterinarian, Dr. Cynthia Wheat!

Publiée par Greenville Humane Society sur Jeudi 5 janvier 2017

El culpable se encuentra enfrentando cargos pero su nombre no fue revelado en las redes. Lo más importante es que el hermoso Finn está en un lugar seguro y podrá dejar atrás este desagradable episodio. En cuanto él y su hermana recuperen. comenzarán a buscar un hogar definitivo.

Comparte esta nota para celebrar el increíble trabajo que hizo esta comunidad para salvar a Finn.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!