Se ve obligado a reemplazar un poste telefónico viejo pero descubre que ahí vivía una familia

Es muy cierto que con el pasar del tiempo todo va necesitando mantenimiento para evitar un desgaste mayor, incluso hay situaciones que algunas cosas ameritan una sustitución total para garantizar un correcto funcionamiento. Tal como el poste telefónico que debía cambiar Joilson Brites Antunes.

Enlaces patrocinados

Joilson es un trabajador eléctrico de Brasil que estaba a cargo de quitar un poste telefónico de madera podrido para reemplazarlo por uno nuevo de concreto.

Sin embargo, cuando se disponía a realizar la labor, Joilson se dio cuenta de que ese viejo poste no era solo un palo de madera que estaba en mal estado… ¡Era más que un simple poste!

Tras fijarse en todos los detalles para planificar el cambio, Joilson se dio cuenta que en la parte superior del poste había algo muy especial, se trataba del hogar de un ave, y no estaba vacío.

Joilson descubrió que un tucán salvaje había excavado un lugar para construir un nido y estaba cuidando a sus polluelos dentro.

Era evidente que derribar el poste significaría que esta hermosa familia tendría que ser desplazada por lo que este buen hombre decidió ser creativo.

Joilson se le ocurrió una gran idea que, afortunadamente fue aprobada por su empleador y con su autorización pudo hacerla realidad.

Enlaces patrocinados

Joilson cortó cuidadosamente la parte del poste de madera donde estaba la casa del ave y la aseguró al nuevo poste. Este buen hombre hizo el trabajo ejemplar con mucha precaución y amor.

Joilson estuvo atento a los detalles, tales como los movimientos, la altura, el tiempo. Hizo todo lo necesario para no afectar la estabilidad del ave y dejar la casa prácticamente en el mismo lugar.

«Nosotros interferimos lo menos posible con el nido», dijo Joilson.

Realmente fue un gran trabajo que sin duda alguna el tucán agradeció. Fue muy satisfactorio para Joilson y su equipo de trabajo saber que el esfuerzo tuvo el resultado esperado y el tucán pudo regresar a su hogar para cuidar a sus bebés como si nada importante hubiera cambiado.

Enlaces patrocinados

La idea de este trabajador eléctrico ha sido admirada por muchos usuarios de las redes quienes han manifestado su agradecimiento por el noble gesto de no solo pensar con la cabeza sino también con el corazón.

«La compasión por los animales es una de las virtudes más nobles de la naturaleza humana», dijo Joilson.

Es cierto que el nuevo poste de concreto es más resistente y que estos cambios obedecen a los avances y progresos tecnológicos de la humanidad, pero el enfoque reflexivo de Joilson demuestra que no todo es automático.

Comparte esta encantadora y ejemplar historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!