Sediento koala encuentra alivio en el agua del camino tras las lluvias y una mujer interviene

Después de las lluvias torrenciales en Australia, un gran alivio ha supuesto para muchos animales el encontrarse con esa fuente de agua inagotable que viene como una bendición para su estado de deshidratación, tras los devastadores incendios.

Transeúntes y conductores se están encontrando con escenas impactantes, como le sucedió a una familia que conducía desde el camino de Croppa Creek a Moree, en Nueva Gales del Sur, el pasado jueves.

Pamela Schramm y sus hijos estaban de regreso a casa cuando logró divisar a un koala en el camino tras la primera lluvia significativa en meses.

Pensando que estaba herido, la mujer salió de su auto para socorrer al marsupial. Pero enseguida se dio cuenta que sólo lamía el agua de lluvia desesperadamente, había encontrado alivio después de haber pensado que ese día no llegaría.

«Pensé que estaba herido porque estaba muy callado. Pero una vez que caminó un poco, me di cuenta de que estaba bien», aseguró la mujer. «No pudimos sacarlo de la carretera porque tenía tanta sed…».

Pamela no dudó en acercarse a acariciar al pequeño marsupial mientras calmaba su sed

Pudo sentir la espalda y las caderas del koala y supo que estaba en buenas condiciones, pero aún así quería que un cuidador de vida silvestre lo revisara. Así que colocó una bolsa en el camino para que los conductores advirtieran de la presencia del pequeño, mientras fue a buscar ayuda.

Cuando regresó, el marsupial, que ya había calmado su sed, trepó rápidamente hasta lo alto de un árbol.

El koala caminaba por el camino mojado lamiendo todos los charcos que su lengua se lo permitía.

Cuando el cuidador de koalas llegó con la mujer, pudo constatar que parecía saludable, ya que no parecía tener diarrea, lo que es una indicación de clamidia, una enfermedad muy común en estos animales.

«Cuando nos acercamos al árbol, él se movió más arriba, que es exactamente lo que debe hacer un koala saludable», dijo Pamela.

La mujer grabó las dulces escenas para compartirlas en las redes junto a un importante mensaje de advertencia:

Thirsty koala drinks rainwater off road

Drink up, little buddy ? The Schramm family we're driving between Croppa Creek and Moree when they came across this thirsty koala doing its best to drink up rainwater off the road.She's urging all motorists to slow down and look out for their local wildlife.“We couldn't get him off the road,” Pamela Schramm said.“He was so thirsty and there was not enough rain to pool in the dust. I actually placed a shopping bag secured to a guide post (out of cars’ way) hoping that people would slow down.”Pamela also alerted a local wildlife carer, who she will meet in the area today.“He seemed in good health. Not skinny.”?: Pamela Schramm

Publiée par ABC Sydney sur Jeudi 16 janvier 2020

Ahora ella está instando a todos los conductores a reducir la velocidad y a permanecer atentos por si aparecen criaturas silvestres en el camino que requieran de una mano amiga. Afortunadamente, en este caso, este dulce pequeño estaba en buenas condiciones, pero tristemente no siempre será así.

Ocasionalmente, el koala sediento hizo breves pausas para mirar a la mujer y a sus hijos antes de seguir calmando su sed. Son escenas que enamoran…

«Por favor tenga cuidado en los caminos. Los animales salvajes salen a beber. Es desgarrador verlos estresados», concluye.

Comparte estas dulces escenas con tus amigos, que son como un alivio después de las devastadoras imágenes que dejaron los incendios forestales.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!