Tras su rescate y total rehabilitación, 29 cerditos vietnamitas buscan un hogar en España

Es muy lamentable que existan personas con un corazón carente de sentimientos que sean capaces de maltratar a los animales inocentes hasta llevarlos al borde de la muerte.

La historia de estos animales nació desde agosto del año pasado cuando la policía local de Cunit advirtió al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Tarragona (SEPRONA) de la Guardia Civil que en la localidad se encontraban 29 cerdos de raza vietnamita bajo condiciones deplorables.

Estos pobres animales estaban en una finca viviendo sin ningún tipo de cuidados y atención. Fueron encontrados a punto de morir.

Las investigaciones realizadas por las autoridades declararon como presunto responsable a un hombre de 64 años domiciliado en Barcelona, que aunque no era el dueño de la propiedad donde se encontraban los animales, sí era el responsable de ellos.

Los cargos imputados obedecían a delitos por maltrato de animal.

SEPRONA pidió asesoría a la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA) para gestionar los casos de re-ubicación de estos pobres animales que requerían ser trasladados urgentemente.

La oficina de la Generalitat de Cataluña le propuso al Ayuntamiento que sacrificara a todos los animales, sin embargo, esta propuesta fue rechazada y decidieron asumir los gastos de alimentación, cuidados generales y esterilización para que después de su rehabilitación pudieran ser adoptados.

Después de unos meses el Ayuntamiento de Cunit en Tarragona inició la búsqueda de un nuevo hogar para estos cerditos que han sido víctimas de maltrato animal.

El personal de FAADA comprobó que algunas de las crías habían sido robadas para una posible venta. En la fundación identificaron los animales con un microchip y realizaron los estudios para comprobar su estado de salud.

Los resultados arrojaron que todos excepto un par de los cerditos se encontraban en perfecto estado de salud.

Facebook

Tras la gestión de la fundación y después de unos meses se hizo un llamado a las personas que tuvieran un terreno grande o un jardín amplio que quisieran asumir la responsabilidad de cuidar a alguno de estos animales, considerando que van a desarrollar un gran tamaño.

La FAADA asumió el compromiso de realizar la revisión y el seguimiento previo de todas las solicitudes para garantizar que los cerditos fueran adoptados por personas responsables.

Es una gran labor la que realizaron estas organizaciones para salvar y rehabilitar a estos 29 cerditos que merecen una nueva oportunidad para vivir. Comparte esta noticia para ayudar a que estos cerditos encuentren un hogar.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!