Tras años encerrado en un sótano, lo encuentran con 2 insoportables kilos de pelo enmarañado

No nos cansaremos de gritar a los cuatro vientos que tener una mascota es una responsabilidad muy grande, tanto como ser padres. Y si una familia no se siente capaz de velar por el bienestar, la salud y la felicidad de un animalito, simplemente debería desistir de tener uno, nadie los obliga a ello.

La historia de Sinbad es realmente impresionante. Es increíble el tiempo que este pobre gato tuvo que pasar encerrado en un sótano mientras su pelo crecía y se enredaba con toda clase de suciedad y mugre, hasta llegar a la condición en que lo encontraron.

Había perdido su libertad, su salud, y no tenía el calor de un hogar.

El gato persa de 9 años fue encontrado en terribles condiciones debido a que su dueño, un señor mayor que residía en Illinois, no podía cuidar adecuadamente de él. Por suerte, fue rescatado por el equipo de la «Sociedad Anti-Crueldad» de Chicago.

Aquí tienes un vídeo resumen de esta historia:

Sin duda, tenían mucho trabajo que hacer para poder sacar al pobre gatito de toda esa maraña de pelo que cubría todo su cuerpo. Pero Sinbad fue muy colaborador y tranquilo al ser atendido por sus rescatistas, y estaba agradecido.

Para poder quitar todo su pelo enredado tuvieron que hacerlo en dos sesiones, la primera tomó unas cuantas horas y la segunda pudo terminarse en dos horas más, hasta que finalmente Sinbad pudo sentirse ligero.

Lamentablemente, por el gran peso que cargaba y el terrible enredo de pelo, Sinbad no había sido capaz de usar sus patas traseras adecuadamente por mucho tiempo, y es por eso que se le habían atrofiado.

El gato tardó un tiempo en poder caminar con normalidad nuevamente.

Desde el comienzo, al llegar al refugio Sinbad se mostró muy afectivo, y a pesar de todo, siempre buscaba el cariño de otras personas y animales. Actualmente se le ve incluso mucho más feliz; corre y juega con todos.

Después de ese gran corte de cabello, Elliott Serrano decidió cuidarlo mientras Sinbad encontraba un hogar definitivo, pero fue tal el cariño que se brindaron mutuamente que Elliott decidió adoptarlo y permanecer con él.

A pesar del ceño fruncido que muestra por la forma natural de su cara, es notable para todos los que le conocen que Sinbad es ahora un gato mucho más feliz. Puedes seguir sus aventuras en su perfil de Instagram y Facebook, donde incluso figuran un par de memes de él.

Comparte con tus amigos esta gran historia de superación. ¡No importa lo difícil que sea la situación, siempre podremos seguir adelante!