Sobrevive a 50 cirugías que lo salvaron de sus quemaduras y confortará a niños que sufren igual

Las personas violentas y abusivas tienden a hacer de los seres más frágiles sus víctimas. Estos resultan un blanco fácil para descargar toda la rabia que llevan en su interior, y por esa razón los niños, ancianos y mascotas suelen ser los principales objetivos de estos seres de oscuro corazón.

Pero en este mundo no todo está perdido.

Los casos de maltrato animal parecen no parar, pero incluso en esos momentos difíciles de la vida hay oportunidades para renacer y sacar de esa experiencia algo positivo y el verdadero motivo para existir.

De tal modo lo ha hecho Romee, un perrito que ayudará a los niños con su ejemplo.

Este peludito fue rescatado de su dueña agresiva cuando tenía apenas siete meses de vida. La pobre criatura ingresó a la unidad de cuidados intensivos de una clínica veterinaria en Cincinnati, Ohio (Estados Unidos), después de que su responsable decidiera llevarlo para recibir ayuda médica.

La mujer esperó cinco días antes de llevar al can a un veterinario.

Aunque la antigua propietaria de Romee se negó a explicar qué había sucedido, el peludo fue retirado de su cuidado. A finales de enero, la policía del condado de Hamilton la declaró culpable de crueldad animal y estará en libertad condicional durante tres años. Además deberá pagar más de $ 15.000 en facturas médicas.

Desde hace 5 meses que Romee ingresó al Anderson Hills Animal Care Hospital y desde entonces ha sido sometido a más de 50 procedimientos médicos para salvar uno de sus ojos y practicarle injertos de piel en su carita.

Este peludito ha sufrido demasiado.

Romee se ha recuperado poco a poco y pese a que sus lesiones aún persisten, este buen chico está listo para apoyar a los niños que como él han tenido que pasar por el dolor de las quemaduras 

“[Romee] va a ser un perro de terapia para niños en unidades de quemados. Dado que obviamente él mismo ha estado en la unidad de quemados, creo que los niños se emocionarán mucho cuando estén pasando por algo realmente difícil”, explicó Ray Anderson de Cincinnati Animal CARE.

Después de todo su dolor este peludito podrá ayudar a pequeños que también pasen por lo mismo, aunque para eso aún falta un poco.

A Romee le esperan dos intervenciones más para reparar las lesiones en su conducto lagrimal, antes de convertirse en perro de compañía.

Seguro será el ayudante perfecto para los niños.

La agresión de la cual Romee fue víctima conmocionó a todos, pues las secuelas de ese amargo episodio las llevará consigo para siempre.

Por ese motivo el capitán del guarda de perros del condado de Hamilton, Brandon Corcoran, recordó a la población un hecho bastante importante: Es triste cuando esto le sucede a cualquier animal, ya sabes. Tiene que ser la voz para ellos, hablar por ellos”, dijo Corcoran.

Romee podrá ayudar a otros niños pero la agresión de la cual fue víctima jamás debió suceder, comparte su historia de resilencia y que su rostro motive a más personas a denunciar cualquier tipo de maltrato.