Sobrevive para nadar libre un día más en el mar gracias a un rescate épico de más de 20 horas

Un grupo de pescadores unieron todas sus fuerzas para ayudar a un cachalote adulto varado a orillas del mar. Nadie quería que el mamífero pereciera, así que la ayuda se fue sumando mientras se realizaba el rescate que duró más de 20 horas pero que sin duda valió la pena.

Para quienes creen que todas las esperanzas están perdidas respecto a la humanidad seguramente podrán apostar nuevamente en ella, después de conocer de cerca esta historia.

El cachalote sobrevivió para nadar libre un día más en el mar

mar

El animal se tambaleaba en aguas poco profundas cuando un pescador lo descubrió. El cachalote de más de 19 metros de largo había quedado varado en un lodazal cerca de la ciudad de Ningbo, en la provincia de Zhejiang (China).

A unos 740 metros de la línea de costa de la playa se encontraba el animal que ansioso luchaba por sobrevivir. Incapaz de mover su cuerpo, solo podía agitar su cola y cuando la marea bajó quedó completamente al descubierto.

El cachalote corría el riesgo de asfixiarse por su propio peso o morir de deshidratación.

El calor era otro factor de riesgo para el animal, por eso los pescadores intentaron auxiliarlo lo más rápido posible. Aunque el asunto demoró mucho más de lo que ellos imaginaron y, obviamente, requirió de equipo especializado.

Las autoridades utilizaron cinco botes para intentar mover al cachalote, pero nada de esto funcionó. Mientras los hombres utilizaron tobos para lograr hidratar al animal.

«La grasa mantiene el calor interno del cuerpo y provoca un sobrecalentamiento si la ballena no puede deshacerse del calor de otra manera», dijo Bruce Mate, profesor emérito de pesca, vida silvestre y conservación y ex director del Instituto de Mamíferos Marinos en Hatfield de la Universidad Estatal de Oregón.

Después de una lucha de casi un día por mantener al chalote a salvo, después de las 10 de la noche la marea comenzó a subir lo suficiente como para facilitar el rescate.

En ese momento los barcos intervinieron otra vez, sujetaron al animal con cuerdas con la finalidad de arrastrarlo hasta su habitad.

Aunque no fue fácil, estos hombres lo lograron y, una vez el cachalote estuvo sumergido al nivel adecuado, logró comenzar a nadar nuevamente por su cuenta y regresar al mar.

El momento fue bastante satisfactorio para todos en el lugar, pues el esfuerzo había valido la pena.

Debido a su tamaño, es muy probable que el espécimen en cuestión haya sido un macho adulto. Según el especialista eso fue una bendición ya que las hembras y los más jóvenes viven en manada y cuando alguno de ellos se encalla los demás del grupo lo siguen con la finalidad de ayudarlo.

Sin embargo, una escena de ese tipo hubiese sido lamentable. De hecho, para el profesor es dudosa la supervivencia del cachalote rescata; aunque no por eso aplauda todo el sacrificio hecho por los rescatistas.

Estos hombres se comportaron como unos héroes, pero nadie sabe qué sea de la supervivencia del animal, una vez estuvo nuevamente en el mar.

«Bien por ellos por hacer un esfuerzo noble para tratar de que este animal regrese al mar, pero las probabilidades son bastante difíciles. Lo que les sucede a estos animales es que sus órganos individuales comienzan el proceso de muerte, pero el animal completo no muere hasta días después», dijo Mate.

El sistema circulatorio de estas grandes criaturas se ve afectado cuando pasan tanto tiempo varados y es difícil que se recuperen. No obstante, creemos que estos hombres han hecho lo correcto y que además nos dieron un nuevo motivo para apostar por la humanidad.

En este caso fueron decenas de personas trabajando para salvar al cachalote antes de que llegaran los especialistas y todos estaban movidos por una única razón: hacer el bien.

¡Aplausos para todos aquellos que respetan la vida y valoran a cada criatura de nuestro planeta!