Sobrevive sin alimentos tras ser abandonada por sus dueños cuando huyeron de un hotel

Es muy triste, pero muchos animales sufren las consecuencias de la negligencia y crueldad de aquellos que deberían protegerlos sin condición.

Tal como le pasó a Victoria, una perrita dálmata que se quedó completamente desamparada y desnutrida en la calle cuando sus dueños huyeron de un hotel para no pagar por los servicios.

La pobre sobrevivió alimentándose de sus desechos durante varios días, estaba muy débil, apenas podía moverse. Ni siquiera tenía fuerza para ir en busca de ayuda, su estado de salud se deterioraba cada vez más.

Su familia la dejó a su suerte y los vecinos de un pequeño hotel la encontraron recostada debajo de un inmueble.

Cuando la vieron, su cuerpo estaba lleno de lesiones, su pelaje estaba muy sucio, se le podían ver los huesos debido a la crónica desnutrición que padecía. Victoria no podía ponerse en pie ni mover su cola, era cuestión de tiempo para que tuviera un destino fatal.

Tras rescatarla, un centro veterinario se hizo cargo de ella, tuvieron que someterla a un tratamiento médico intensivo durante varias semanas a base de antibióticos, sueros e incluso varias operaciones.

Victoria comenzó a mejorar, le ofrecieron la ayuda que necesitaba y afortunadamente, una mujer llamada Margherite decidió adoptarla. Así fue como el destino de esta perrita comenzó a cambiar para siempre.

Después de unas semanas, Victoria ya se podía poner en pie.

De acuerdo con los registros del viejo hotel, los dueños de Victoria eran una familia que huyó del lugar repentinamente una mañana para no pagar la cuenta de su estadía.

Además de cometer ese delito, demostraron su irresponsabilidad y crueldad al dejar abandonado a un ser vivo que no puede defenderse y al que estaban comprometidos a cuidar y velar por su bienestar.

Victoria no comprendía qué pasaba, desconcertada esperaba cada día que su familia regresara, pero eso jamás ocurrió.

Mientras tanto, a pesar del hambre y el dolor, se aferró a la vida, aunque tuvo que alimentarse de sus propios desechos para poder mantenerse hidratada.

Su caso nos demuestra que aun queda mucho por hacer para combatir el maltrato y el abandono que reciben muchas mascotas.

Y también, deja clara la importancia de ayudar a aquellos animales que yacen en la calle solos con la esperanza de recibir el apoyo que necesitan.

Así que no seamos indiferentes, siempre hay una forma de ofrecerle una mano amiga a los perros abandonados, gracias a esos vecinos Victoria se recuperó y ahora vivirá rodeada del amor y la protección que merece.

Necesitamos más finales así de felices, alza tu voz contra el abandono. Comparte este emotivo rescate.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!