Un soldado del ejército rescata a los más olvidados de la guerra y su labor conmueve al mundo

Por desgracia, la guerra es algo que aún se vive en varias partes del mundo. Los motivos de estos conflictos sociales son variados, y todos terminan causando víctimas y damnificados.

La guerra que incentiva el odio entre dos bandos, puede generar la destrucción de edificaciones, monumentos, gastos en armamento; además, vulnera la tranquilidad de los seres vivos, hasta herir y asesinar a seres inocentes que suelen quedar en medio de las líneas de fuego.


Sin embargo, durante la guerra, existen organizaciones internacionales que socorren en auxilio a las personas heridas o afectadas por alguno de los ataques, pero existe un gran número de afectados que se suele ignorar: los animales que también están en medio del conflicto.

Un hombre inglés llamado Paul Farthing, mejor conocido como Pen Farthing, perteneciente a los Royal Marines, específicamente al Comando 42, fue enviado al despliegue militar que tuvo lugar en Afganistán en el 2006.

En su estadía, en la pequeña ciudad de Nawzad, él y sus compañeros de Comando tenían la misión de proporcionar seguridad y estabilidad a la localidad en un lugar que cada vez estaba más destruido y desolado.

Pen y sus compañeros en Nawzad tuvieron que separar una gran pelea entre dos perros. Después de intervenir en el conflicto canino, uno de los perritos siguió los pasos de Farthing, y ambos fueron inseparables por más de seis meses hasta que fue llamado a regresar a Reino Unido.

Afortunadamente, después de varios procesos protocolares, Farthing pudo convencer a la Real Armada de Gran Bretaña para llevar consigo a su perrito, al que llamó Nowzad.

El can sería la inspiración para crear una organización con la misión de reunir a perros y gatos que fueron los amigos y la compañía de distracción para los soldados durante los estresantes días de servicio durante el conflicto, a la que llamaron, Nowzad Dogs.

Mi conexión con Afganistán permaneció vigente debido a Nowzad”, dice Farthing.

De hecho, también adoptó a otro perro afgano al que llamó Tali; y así como trajo a sus dos perritos, ha logrado que soldados reciban en su hogar a los compañeros de cuatro patas que les dieron apoyo.

Gracias a la recepción de su proyecto, también pudo recaudar fondos y crear un refugio animal, siendo el único refugio oficial que funciona en todo Afganistán. Farthing dice que ese refugio está en pie gracias a varios locales que también se compadecen con los animalitos. El refugio salva a perros, gatos, burros y caballos.

Farthing actualiza las labores de la organización y del refugio en sus redes sociales, y la proyección que ha tenido Nowzad Dogs ha hecho que el soldado se convierta en un verdadero héroe.

The Dodo / CNN

Puedes ver parte de su labor en este video:

El soldado ha recibido el Lifetime Achievement por el DailyMirror, Animal Hero Awards por la RSPCA en el 2013. También fue uno de los 10 Héroes del 2014 por CNN, y este año es uno de los Dodo Heroes.

Comparte las buenas acciones a tus amigos para que sirvan de inspiración.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!