Sorprenden a estos empleados con los perros que se unieron a las llamadas de Zoom de la oficina

Nadie puede negar que la pandemia del COVID-19 ha abierto la puerta a cientos de opciones para que cada uno se reinvente, y los animales no son la excepción.

Las videollamadas y videoconferencias fueron protagonistas en muchos de hogares y empresas para salir adelante de estas crisis.

El refugio Richmond Animal Care & Control (RACC) ha sido propulsor de una genial idea que está cambiando la percepción de las videoconferencias como una de las actividades menos preferidas de los empleados en un día normal de trabajo.

Y es que este nuevo programa de RACC ha capturado la atención de las personas tras permitir que las personas, empresas y escuelas de todo el país inviten a un perrito o gato a participar en sus reuniones virtuales desde la oficina a través de zoom.

«Estábamos pensando en algo que podríamos hacer para dibujarle una sonrisa a la gente”, dijo Christie Chipps Peters, directora de RACC.

Los resultados son asombrosamente adorables.

«Estamos rodeados de animales todos los días, y realmente sentimos el amor y la tranquilidad que ellos generan», agregó Christie.

Incluir en el trabajo a un compañero peludo es muy sencillo, divertido y encantador.

«Creo que es maravilloso poder compartir con otras personas en un momento tan difícil en este», añadió Christie.

Para vivir esta encantadora experiencia simplemente deben enviar un correo electrónico al refugi:katie.gantt@richmondgov.com y especificar la hora y fecha de su reunión y qué tipo de animal le gustaría que participara.

«Si quieren animales divertidos o inquietos podemos hacer algo afuera para que puedan verlos moverse más allá de la cámara. Pero si quieren a uno que se siente y no haga ruido también tenemos animales con temperamento realmente tranquilo», dijo Christie.

El primer perrito del refugio que participó en este programa fue una dulce pittie llamada Catherine Middleton Duchess of Cambridge, que se unió a una reunión de la compañía Altria, con sede en Richmond.

Durante la llamada ella demostró ser una empleada modelo.

«Ella es increíblemente tranquila y calmada. Le gusta sentarse en tu regazo y es muy profesional. Se está tomando su trabajo muy en serio», agregó Christie.

Para los más pequeños del refugio el personal tuvo la genial idea de recrear un escenario. Los gatitos tienen su propia oficina con un pequeño escritorio, una taza de café y una lista de tareas pendientes. Es una simulación muy divertida.

Hasta ahora están participando solo las mascotas alojadas en el refugio, pero a medida que aumenta el interés, el personal espera incluir también perros y gatos que están actualmente en hogares de guarda.

«No es más que ayudar a que las personas sonrían e incentivar la adopción de los animales del refugio. Sería maravilloso que alguien se enamora de una mascota del refugio durante una reunión de trabajo», añadió Christie.

Hasta ahora están participando solo las mascotas alojadas en el refugio, pero a medida que aumenta el interés, el personal espera incluir también perros y gatos que están actualmente en hogares de guarda.

Es una genial idea que nos encanta compartir con nuestros amigos, indudablemente la participación de estos adorables participantes hace que cualquier reunión sea inolvidable.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!