Nadie quiere adoptar a este dulce perrito debido a su extraña condición

La microftalmia es un trastorno congénito que afecta uno o ambos ojos reduciendo su tamaño. Esta alteración es una de las grandes causantes de la ceguera parcial o completa de muchos animales, quienes normalmente son rechazados por padecerla. Un canino afectado por esta enfermedad no fue la excepción a la regla y es desplazado de la sociedad, creando en él una gran necesidad de obtener amor de una familia.

Stevie es un perro mestizo de dos años con una triste historia que lo ha llevado de lugar en lugar sin rumbo alguno. Este canino sufre el trastorno de microftalmia, lo que le ocasionó una ceguera completa.

Este perro mestizo ha pasado la mayoría de su vida en las calles de Texas, Estados Unidos. Escuchar su historia puede hacerte sentir un poco sensible, y es que su vida no ha sido nada sencilla. Al nacer con esta patología, él era  despreciado por todas las personas. El pobre canino se encontraba viviendo en las calles, pero fue rescatado por oficiales de control animal y obligado a vivir dentro de una jaula con otros perros, los cuales lo lastimaron y le dejaron una pierna herida.

Por fortuna, fue sacado de ese lugar por rescatistas de la organización Addicus Legacy, un grupo situado en Austin, especializado en ayudar a perros en peligro. Sin embargo, una mujer llamada Nicole Simone, fundadora de Redemption Paws, un centro de rescate ubicado en Toronto, Canadá, escuchó la historia de Stevie y supo de inmediato que debía hacer algo al respecto. Al conocerlo, reafirmó sus sentimientos y lo llevó consigo hasta Canadá para empezar la búsqueda de una nueva familia para él.

“Él es muy dulce y gentil, a pesar de todo el infierno que ha vivido. Él no conoce el temor ni miedo. Él confía en los humanos por completo a pesar de todo lo que ha pasado”, expresó Nicole.

Antes de buscar una familia para Stevie, Simone lo llevó al veterinario para que fuera evaluado. Lamentablemente, además de la ceguera, le diagnosticaron sordera, una lombriz del corazón, altos niveles de ansiedad y una infección en sus ojos que requirió la extracción de ellos. Después de una recuperación exitosa, fue ubicado en una casa de acogida por un tiempo con el fin de que tuviera los cuidados adecuados y un tratamiento progresivo para su ansiedad.

El personal de la organización luchó para encontrar la familia adecuada para Stevie, pero desafortunadamente no obtuvieron resultados positivos. No todas las personas tienen la capacidad de asumir tal responsabilidad.

“Sentirse mal por él y no poner límites al canino, hace difícil la situación para los adoptantes y para él. Ha pasado 24 horas con algunas familias en modo de prueba y lo regresan porque no para de ladrar debido a su ansiedad”, comentó Simone.

A través de la cuenta de Facebook de Remepdetion Paws, se publicó un vídeo sobre la historia de este tierno canino. Puedes verlo a continuación:

No One Wants To Adopt This Young Deaf And Blind Dog

Please share so Stevie can find himself a home! He's been homeless for a long time and is thriving in foster care but overlooked because of his disabilities. He's about 2 years old, a hound mix, and is fine with other dogs. He needs a quiet and loving home that will let him relax and be himself.Apply to adopt Stevie at RedemptionPaws.org/adopt

Publiée par Redemption Paws sur Dimanche 30 septembre 2018

La organización sigue luchando por conseguir la familia indicada para Stevie, ya que es un perro brillante y amoroso. A pesar de todo lo que ha vivido, y sus ganas de conseguir una verdadera familia siguen intactas.

Nicole creó una cuenta de Instagram para todo aquel que quiera ayudar a Stevie. Si deseas colaborar con él o estás dispuesto a abrir las puertas de tu hogar a Stevie, no dudes en contactar a Remepdetion Paws.

Instagram / stevietheblinddog

¡Comparte la historia de Stevie para concientizar que las mascotas discapacitadas también son amorosas!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!