«Esta es la cara de un perrito al que le destrozaron el corazón»

Los pitbull han sido durante muchos año tachados en la sociedad como perros agresivos y peligrosos, ya sea por su apariencia física o por historias que así lo demuestran. Pero la realidad es muy distinta, ya que esta raza de perros es exactamente igual a las demás.

Con una buena educación y buenos tratos, estos grandes perros tienen la capacidad de llegar a ser igual de fieles y amorosos como cualquier otro perro.

¡Tan sólo mira lo dulce que es!

El ejemplo perfecto es Stormy, un pitbull de 2 años de edad, que a pesar de todo nunca ha dejado de ser un perro amable, cariñoso y juguetón.

Stormy era parte de una gran familia formada por una pareja con sus 4 hijos, dos perros, un gato, además de él.  Todos convivían en perfecta armonía, él era bueno con los niños, tal y como lo era con sus hermanos e incluso con el gato.

Él no podría haber estado más feliz por ser parte de este maravilloso núcleo.

Todo era color de rosas hasta que su dueña quedó embarazada y tuvo a su quinto hijo. Este fue el momento en el que decidieron que ya no podían tenerlo.

La mejor idea que tuvieron para deshacerse de él era llevarlo a un refugio en Brooklyn, donde se pudo notar el miedo y la tristeza de Stormy desde el momento en el que dio el primer paso para entrar al establecimiento, un lugar completamente distinto del que venía.

Esta es la cara de un perrito al que le destrozaron el corazón.

Alana Guerrini, una voluntaria y cuidadora de crianza de la Eleventh Hour Rescue, organización dedicada a encontrarles hogar a perros de refugios, al saber sobre Stormy, se apresuró a sacarlo rápido de ahí.

Stormy sólo llevaba un par de horas dentro, pero necesitaba salir urgentemente.

De esta manera, Alana junto a su hijo de 16 años fueron a recoger al pobre Stormy del refugio para llevarlo a su casa en New Jersey y cuidarlo hasta conseguirle una familia que lo pudiera cuidar.

Al subirlo al carro, Stormy se acostó en el regazo del hijo de Alana, meneando la cola y dándole besos en forma de agradecimiento por haberlo sacado de aquel frío lugar. Tanto fue así que al llegar a la casa no se apartaba de él, y tal como el perro fiel que es, justo donde el chico se sentaba, era donde Stormy se le montaba y se acostaba sobre él.

En éste vídeo puedes ver cómo Stormy era llevado a su nueva casa temporal:

Publiée par Alana Guerrini sur Vendredi 12 octobre 2018

Alana, al instante se dio cuenta de que realmente era un perro amable y cariñoso. Vio cómo cuando Stormy jugaba con su hijo, evitaba a toda costa tocarlo con sus dientes para evitar arañarlo y hacerle daño; y cuando alguien se sentía mal, Stormy se acercaba y se acurrucaba a un lado para consolarlo.

Aunque es un hogar temporal, Stormy se sentía mucho mejor que en el refugio.

Alana Guerrini

No podían creer cómo su familia anterior pudo haber dejado a un perro tan especial como lo es Stormy, por lo que Alana decidió ser muy exigente con respecto a quién entregárselo. Un perro tan estupendo como este pequeño merecía una familia que le devuelva el mismo amor y cariño que él tiene con todos a su alrededor.

Te invitamos a compartir esta historia con tus conocidos para evitar que más personas abandonen a sus mascotas por razones tan carentes de sentido.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!