Su dueña los dejó afuera descuidándolos tanto hasta que se convirtieran en piel y huesos

No nos cansaremos de decirlo ¡Ya basta del maltrato animal! No es posible que los perritos tengan que padecer horribles situaciones por estar en manos de seres inescrupulosos que no sienten ni una gota de piedad ante un ser que suplica ser atendido.

No es suficiente con crear leyes, es necesario hacerlas cumplir y seguir apostando por salvaguardar la vida de los más vulnerables.

Alzar la voz es la mejor manera de parar tanta injustica contra los animalitos.

Esta vez dos perritos fueron rescatados de las manos de su dueña, que sin duda era su gran villana. Amanda Medeiros, de 30 años edad, es la única responsable del estado crítico en que se encuentran los dos perritos.

La mujer de Tiverton, Rhode Island, enfrenta cargos de abuso animal después que sus dos perritos fueran encontrados al borde de la muerte fuera de su casa.

Los perritos son de raza Pitbull.

Un oficial de Control Animal sospechaba del abuso que padecían los peluditos y fue quien los encontró gravemente heridos.

Rápidamente contactó a la Sociedad de Rhode Island para la Prevención de la Crueldad contra los Animales, ellos llegaron a la casa de la mujer para encontrarse con una de las escenas más desoladoras. Dos pitbulls se encontraban en horribles condiciones.

La mujer los dejaba afuera de su casa como si se trataran de muebles viejos.

Remi, de 8 años, era uno de los perritos que estaba tan demacrado que todos sus huesos sobresalían, débil y sin nada de masa muscular, necesitaba ser atendido de emergencia.

Su condicional amiga Beni, de 5 años, también estaba muy desnutrida, pero su estado de salud era mucho más delicado que el de Remi, tenía un gran tumor en la parte posterior de la pierna que evitaba que caminara normalmente, su situación preocupaba mucho a los veterinarios.

Los perritos están bajo observación médica.

Desde luego que los dos perritos fueron trasladados a una clínica veterinaria donde recibieron la atención médica que necesitaban. Ambos perritos tienen un largo camino por recorrer. Entre cirugías, terapias, buena alimentación, paciencia y mucho amor estamos seguros lograrán superar esta difícil etapa.

Afortunadamente el caso de estos perritos no quedó impune ante las leyes y a su antigua dueña se le imputan los siguientes cargos:

“Cargo de crueldad innecesaria hacia los animales y dos cargos de no brindar atención veterinaria adecuada”.

Tener una mascota no es un juego, es un ser vivo que depende totalmente de nosotros para que tenga una vida plena y feliz. Se consciente, ama y respeta la vida de los animales.

No olvides que asumir la responsabilidad de un perrito requiere de mucha paciencia y amor. Crear conciencia es responsabilidad de todos, sembremos valores y luchemos por causas justas. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!