Su perrita lo salva del ataque de un ladrón y se reencuentran en la puerta del hospital

El vínculo entre un hombre y sus mascotas en ocasiones es tan fuerte que a estos no les importa arriesgar su propia vida con tal de salvaguardar la integridad de sus fieles compañeros.

En esta ocasión Kris, un abuelo de 61 años, fue sorprendido por un atacante mientras tomaba su paseo matutino junto a su perro y ambos tuvieron que probar cuán importante era el uno para el otro.

Esta pequeñita salvó la vida de su dueño.

La semana pasada, el residente de Shoreline, Washington, al noroeste de Estados Unidos, estaba de paseo con su perrita Ruby y un desconocido decidió interceptarlo para aparentemente despojarlo de sus pertenencias.

En ese momento la peluda no pudo contener su instinto y decidió intervenir para alejar a su dueño del peligro, pero el asunto no resultó como todos esperaban.

Kris también reaccionó, Ruby ha sido su compañera fiel durante años y no quería que el atacante la lastimara así que tampoco pudo resistirse.

La mascota y su dueño intentaron cuidar uno del otro sin importar los riesgos.

Durante el forcejeo entre el hombre, la perrita y el atacante, este último utilizó un objeto cortopunzante que tenía en su poder e hirió al abuelo.

En ese instante Kris supo que era momento de huir, pero Ruby continuó encima del atacante y este terminó por lastimarla a ella también.

Por fortuna, los vecinos acudieron al auxilio del abuelo y su mascota, mientras que el presunto asaltante salió huyendo.

Kris fue trasladado por los paramédicos a un hospital local y los propios vecinos se encargaron de llevar a Ruby a la emergencia del BluePearl Pet Hospital, para que recibiera asistencia médica.

Momento en que Kris y Ruby salen juntos del hospital veterinario.

El hecho consternó a todos en la comunidad, pues esta siempre había sido una zona segura. 

“Creo que es muy aterrador, no se sabe quién camina delante de ti o a tu lado. Sé que seré más consciente y cautelosa”, dijo Molly Brown, madre de dos hijos que vive en el área. 

Este abuelito actuó movido por el amor que siente por su perrita y no dudó ni un segundo en protegerla y de igual manera pasó con Ruby, quien no iba a permitir que lastimaran a su dueño ante sus ojos.

Ahora tanto Kris como la peluda están fuera de peligro y el propio hombre buscó a la criatura a la puerta del BluePearl Pet Hospital.

Ruby es una perrita adoptada, así que todo lo sucedido es para Kris otro modo de agradecer por haberla hecho parte de su familia. Por otro lado, se supo que las autoridades dieron de baja al asaltante después de un breve enfrentamiento tras intentar atacar a una tercera persona en la zona y la cual también terminó lesionada.

Kris y Ruby están de nuevo en casa y seguro el incidente fortalecerá aún más su relación. Comparte esta noticia y que la gente sepa lo incondicionales que son nuestras mascotas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!