Sufre un derrame cerebral en la soledad de su hogar pero su diminuta chihuahua supo qué hacer

Para algunas personas los perritos de servicio o de compañía que son entrenados para cuidar a las personas que sufren algún tipo de discapacidad o enfermedad, no son tan eficientes. Sin embargo, estamos seguros de que si ellos conocieran la historia de una chihuahua llamada Bu-Bu y su dueño de 86 años, Rudy Armstrong, cambiarían completamente de opinión.

Este hombre tiene mucho que agradecerle a su perrita.

Rudy es un veterano que vive en Carolina del Norte, Estados Unidos, y adoptó a Bu-bu hace algún tiempo. Con la convivencia, ella se convirtió en su «incondicional» y ahora también es su heroína.

La criatura entendió perfectamente que Rudy estaba en peligro y no dudó en buscar ayuda cuando él mismo se lo suplicó. El hombre confiaba plenamente en ella y Bu-bu no lo defraudó.

Esta pequeña salvó a su dueño de un derrame cerebral.

La mañana del accidente cardiovascular, Rudy se sintió un poco mareado y sin fuerza para moverse y pedir ayuda, parte de su cuerpo se había entumecido, así que le dijo a Bu-bu que buscara a alguien para auxiliarlo. 

La chihuahua entendió muy bien la situación y salió por la escotilla de la puerta principal hasta la calle. La primera persona con la que se cruzó la perrita fue el maestro del muelle y de tal magnitud fue la insistencia de Bu-bu que el hombre no dudó ni un segundo en seguirla.

Al entrar a la casa del veterano, el hombre entendió perfectamente lo que sucedía.

El maestro llamó al 911 y pidió ayuda, cuando los paramédicos llegaron trasladaron a Armstrong al Carolina East Medical Center. En el lugar se confirmaron las sospechas, el veterano sufrió un derrame cerebral.

Afortunadamente, la ayuda llegó a tiempo y el abuelo fue atendido pero aún se encuentra internado en el hospital mientras se recupera totalmente de las secuelas que le dejó el derrame.

La historia de este veterano sorprendió a todos los médicos, así que nadie pudo negarse cuando Rudy pidió ver a su mascota, todos se unieron para organizar el encuentro más emotivo de todos.

Junto a una enfermera y en silla de ruedas, el orgulloso dueño fue trasladado al jardín del Carolina East Medical Center para reencontrarse con su verdadera heroína.

Aunque todos lo ayudaron, la acción de Bu-bu fue clave para salvarle la vida.

El reencuentro estuvo lleno de abrazos, mimos y mucha emoción. El abuelito estaba feliz de ver a su consentida y Bu-bu brincaba de emoción por estar con su compañero.

“Estoy emocionado de poder verla. Ella duerme conmigo, cuando voy a algún lugar en el auto, ella va conmigo y todo eso ¿Sabes qué quiero decir? Hacemos todo juntos”, declaró Rudy Armstrong.

El emotivo momento cautivó a todos e incluso el administrador del hospital dedicó unas bellas líneas al veterano y su perrita “milagrosa”, como ellos mismos la llamaron.

“Le damos las gracias por su servicio a nuestro país y por permitirnos el privilegio de cuidarlo y compartir la historia de su cachorra milagrosa”, Carolina East Health System.

Una historia sorprendente que revelan nuevamente la inteligencia y lealtad de estas criaturitas, compártela en tus redes y envíale todo tu amor a Bub-bu.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!