Sufre fuertes quemaduras cuando era un cachorro y ahora salva vidas con los bomberos

Jake solo tenía tres semanas de nacido cuando vivió una terrible experiencia, el perrito quedó atrapado en medio de un incendio donde el 75 % de su cuerpo sufrió quemaduras, incluyendo las almohadillas de sus patitas.

Por suerte, el cuerpo de bomberos llegó justo a tiempo para rescatarlos de las llamas y evitar un trágico final.

El perrito estaba en un cobertizo que se había incendiado.

Indefenso y completamente desorientado, fue rescatado por Bill Lindler, un miembro del cuerpo de bomberos de Carolina del Sur.

Debido a la magnitud de sus quemaduras, fue trasladado a una clínica veterinaria donde fue atendido por personal especializado.

Un héroe sin capa le brindó una nueva oportunidad.

Sin embargo, los problemas se sumaban para el pequeño Jake. Su familia lo había abandonado cuando más lo necesitaban.

Cuando el bombero que lo rescató del incendio se enteró de su penosa situación, decidió actuar y tomar las riendas del asunto.

Las cicatrices fueron inevitables pero logró recuperarse al 100%.

El bombero adoptó al perrito y lo hizo miembro especial de su familia. A pesar, de haber quedado con algunas cicatrices, esto no impidió que su nueva familia lo amara y aceptara tal y como es.

Con el paso del tiempo el perrito fue creciendo, no solo se ganó el corazón de su nueva familia, también cautivó a los trabajadores del cuerpo de bomberos.

La estación de bomberos se convirtió en su lugar favorito.

Pasó mucho tiempo en la estación de bomberos ya que su nuevo padre trabaja ahí.

Jake ha demostrado que tiene unas increíbles habilidades por lo que se ha convertido en la mascota oficial del cuerpo de bomberos. Puedes disfrutar en detalle su trabajo visitando su propia página de Facebook.

Jake ahora dedica su vida a salvar a otros.

Este adorable perrito ahora asiste a las escuelas como miembro especial para informar a los más pequeños de la casa sobre la seguridad y los riesgos en los incendios.

También cuenta con su propio uniforme, su certificado, e incluso le hicieron una ceremonia donde lo juramentaron como K-9 y miembro oficial del Departamento.

El perro disfruta estar al frente del camión.

Si bien ha realizado un increíble trabajo en la comunidad, este perrito se está formando para detectar incendios premeditados y salvar la mayor cantidad de vidas posibles.

En un futuro se convertirá en un perrito de terapia para acompañar a niños que han sufrido quemaduras.

Jake tuvo que enfrentar grandes luchas pero nunca se dio por vencido. Nos ha demostrado que superarse en el reino animal también es posible si estamos en las manos correctas.

Su historia ha conquistado muchos corazones, hagamos posible que cada rincón del mundo la conozca, compártela.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!