Se recupera y aprende a comer de nuevo con la ilusión de que alguien lo adopte

Cuando un perro se recupera para empezar una vida nueva queda en evidencia lo importante que es ofrecerles ayuda y darles la oportunidad de tener el amor y protección que siempre han merecido.

Además, se demuestra lo agradecidos y nobles que son los perros, quienes a pesar de lo que hayan pasado vuelven a confiar en los seres humanos ofreciéndoles su lealtad y cariño sin límites.

Recientemente, un perro llamado Heart fue encontrado por un buen samaritano, deambulando a trompicones por las frías calles de la ciudad de Filadelfia, en Estados Unidos.

El hallazgo del perro sucedió el pasado mes de abril, cuando un transeúnte lo vio dando tumbos y con muchas lesiones en su cuerpo.

Sumamente preocupado por la condición de salud del canino, el hombre piadoso lo tomó en sus brazos y lo trasladó de urgencia hasta ACCT Philly, único albergue de admisión libre existente en Filadelfia.

Mientras recibía una minuciosa evaluación veterinaria, los médicos se quedaron consternados al descubrir que Heart no tenía su lengua, lo que lo volvía incapaz de ingerir alimento.

«Pedimos una segunda opinión para asegurarnos de que la lengua que faltaba a Heart no estuviera relacionada con un cáncer o un accidente, confirmaron que su lesión fue causada por su antiguo dueño, dijeron desde el refugio.

A pesar de todo, el corazón de este noble perro permaneció intacto, dulce y lleno de amor. Con mucha dedicación y arduos cuidados, el perrito Heart se pudo ir recuperando con lentitud, pero sin pausa.

No pudo encontrar mejor lugar para hacerlo provisionalmente que la vivienda de Sarah Barnett, directora de desarrollo y comunicaciones de ACCT Philly y quien se decidió abiertamente a convertirse en su nueva madre adoptiva temporal.

Aunque algunas personas no tienen capacidad para adoptar para siempre a todos los animales que necesitan hogar, sí se convierten en su familia de acogida. El papel de estas familias es muy importante para la recuperación de los animales rescatados que esperan sentirse amados y protegidos por alguien que los ame genuinamente.

Después de permanecer con su familia de acogida, Heart estaría listo para encontrar un hogar definitivo. 

Ya el sufrido canino está completamente recuperado, gracias a los buenos oficios de Sarah y la organización estadounidense ACCT Philly. Está preparado para comenzar a escribir de la mano de su nueva familia un nuevo capítulo en su vida.

Mientras llega esa familia definitiva, Heart está arropado por los brazos de mamá Sarah.

“Heart logró aprender a comer con dificultad. Además, pisó una abeja que le causó una reacción alérgica. Es un perro que une a las personas. Yo, como su madre adoptiva, lo veo de primera mano. Es muy tierno y agradecido con todos”, dijo Barnett.

Si bien Barnett se encuentra frustrada y enojada al saber que, probablemente el agresor o agresora de Heart quede impune, mientras le encuentra un hogar permanente está dispuesta a utilizar cada momento de su tiempo para llenar al perrito del amor, del cariño y de los cuidados que hasta ahora le fueron negados.

Heart ahora conoce cómo se siente ser acariciado con ternura, estar bien hidratado y alimentado, puede comer con normalidad, jugar y dormir en la cama cómoda y cálida.

Su vida cambió por completo para mejor y lo único que le falta es una familia que asuma el compromiso de seguir velando por su bienestar físico y emocional para siempre.

 Este perro logró unir a muchos grupos de rescate y hacer feliz a esta noble mujer quien es conocida por rescatar también a animales discapacitados.  Es admirable su labor que le recuerda al mundo que todos los perros, sin importar su condición, merecen una oportunidad.