Taylor Swiff dona 10.000 dólares para cambiar la vida de un niño con un perro de servicio

Un cachorro es sinónimo de alegría, ternura, diversión, seguridad, y así lo experimentó Jacob Hill, un pequeño con autismo que pudo tener su perro de servicio gracias a la donación de Taylor Swift, una reconocida estrella del mundo del espectáculo.

Alisson Hill, madre de Jacob estaba desesperada por encontrar ayuda cuando encontró al «Servicio de Autismo Dogs of America», una organización que ofrece perros con servicio de autismo para los niños propensos a fugarse,como era el caso de su hijo, quien siempre intentaba escaparse.

Hace un par de años esta familia comenzó la campaña de recaudación de 13.500 dólares después de ser aceptados para adoptar a uno de los adorables cachorros para Jacob.

Para esa fecha la hermana y la prima de Jacob hicieron un vídeo con una parodia de una de las canciones de Taylor Swift con la melodía del «Espacio en blanco» para obtener algunas donaciones y así comprar el perro de servicio de autismo.

Lo que nadie imaginó era que el vídeo captaría la atención de Taylor, quien donó a la familia 10.000 dólares para conseguir el perro de servicio.

Todo parecía un sueño para esa familia. Después de eso, pasaron 2 años para que Reid, el perro de servicio estuviera completamente entrenado, mientras tanto Jacob continuó buscando la manera de escaparse.

Gracias a la donación de Taylor, por fin Jacob consiguió su amigo perfecto. Reid cambió la vida de la familia.

La generosidad de esta reconocida estrella no solo se limitó a la donación en dálares, sino que recordó a la familia Hill en su reciente gira de conciertos y los llevó a Houston con boletos de primera fila.

Allison, quien tiene una maestría en Educación Especial y Educación Primaria agradeció públicamente el gesto de esta gran artista en la página de Facebook de Autism Speaks.

“Ella no vio la discapacidad de mi hijo, simplemente lo vio a él. Ella se arrodilló, lo miró fijamente a los ojos y lo saludó. Le dijo que estaba muy agradecida de que él asistiera”.

El pequeño agarró su cara y deslizó su cabello hacia atrás sorprendiendo a todos con su saludo. Taylor fue realmente muy amable con Jacob.

«Después de tomar la foto, la luz lo asustó, y se acurrucó junto a ella. Su dulce sonrisa lo dijo todo. ¡Nos sentimos tan bendecidos! Taylor es una persona increíble por hacer esto por nosotros. Taylor es una defensora del autismo. ¡La amamos!»

Esta no es la primera vez que la estrella ganadora del Grammy tiende su mano a un niño necesitado. En el año 2015, ella donó 50.000 dólares al sobrino de uno de sus bailarines de respaldo para ayudarlo en su luchaba contra el cáncer.

También escribió una canción desgarradora sobre Ronan Thompson, de 4 años, quien tristemente falleció de un cáncer conocido como neuroblastoma.

Taylor trabaja activamente con la Fundación Ronan Thompson para ayudar a financiar mejores tratamientos para el cáncer infantil.

Reid es el facilitador que ayuda a Jacob en sus actividades, ahora a sus 8 años puede desplazarse donde quiera con más autocontrol. El pequeño ya camina por los supermercados, puede cruzar calles y hacer cosas que nunca podría haber hecho sin estar de la mano de un adulto.

Jacob está muy contento con su perro y manifiesta un gran orgullo por tener cierta independencia de sus padres.

El gesto de Taylor demuestra la solidaridad que la convierte en un ejemplo para otros que puedan ayudar a quienes lo necesitan. Ella cambió por completo la vida de este niño, eso la hace merecer todos los aplausos del mundo, compártelo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!