Un tiburón se acerca desesperadamente a un buzo para pedirle ayuda

El rey del océano es el tiburón, este majestuoso animal no sólo es completamente hermoso, sino que también es imponente y muy peligroso, es el depredador más temido del océano, es temido incluso por quienes no habitamos en él.

Aunque las películas se han encargado de pintarnos a los tiburones como criaturas muy peligrosas, en realidad solo actúan por su instinto y es allí donde recae realmente el peligro. Para quienes pueden nadar en el océano cerca de tiburones, no existe nada más atemorizante que ver a un tiburón dirigirse directamente hacia ellos.

Esto en definitiva debe causar una gran impresión. Un buzo llamado Josh Eccles tuvo una experiencia muy cercana con un tiburón, de quien aprendió que no sólo son agresivos.

Mientras Josh se encontraba buceando en el Océano Atlántico vio como un tiburón limón se acercaba a él; el joven al principio estaba aterrado, ¿acaso ese tiburón iba a atacar? Sin embargo, se llevó una gran sorpresa.

El tiburón nadaba justamente en la dirección de Josh, pero no se mostraba agresivo ni atacante; cuando se encontró cerca del buzo, el tiburón empezó a chocar contra él, intentaba comunicarse con el joven.

Mientras el animal chocaba directamente con el joven buzo, él trataba de entender lo que quería decirle. ¿Qué podía hacer él por este hermoso tiburón? Solo le tomó un momento para notar que el animal lucía bastante desesperado, preocupado y que necesitaba ayuda.

Al observar detenidamente al animal mientras este nadaba, Josh descubrió lo que lo tenía tan preocupado, el joven pudo ver cómo del vientre del animal salía lo que parecía ser un anzuelo, el cual lo lastimaba.

Él sabía lo que tenía que hacer: cuidadosamente y con un movimiento rápido, Josh sacó el anzuelo del vientre del animal para calmar su ansiedad y dolor. El agradecido tiburón le dio una frotada de agradecimiento y siguió con su camino.

Josh se encontraba muy feliz de haber podido ayudar a este hermoso animal, sin dejar que el miedo lo impidiera; los animales del océano padecen muchas veces debido a nuestra culpa, por nuestros residuos que caen en el mar, los cuales afectan sus vidas y a su salud.

Algo muy similar sucedió cuando un buzo que se encontraba en Isla del Socorro, en la costa de México, se enocntró con un tiburón que nadaba a su alrededor, el joven pudo percatarse que este no se encontraba bien y al mirar de cerca descubrió que necesitaba su ayuda.

Se trataba de una red de pesca que envolvía el cuerpo del animal y le impedía nadar, rápidamente el buzo juntó todo su valor para intentar salvar al tiburón y quitarle esa red; para fortuna de ambos, la red pudo ser retirada del cuerpo del tiburón.

Relay Hero

Los animales son hermosos y majestuosos, no merecen sufrir por nuestra culpa. Es tiempo de que empecemos a cambiar para dejar de afectar a nuestros adorados animales.

Comparte con tus amigos y hazles reflexionar sobre nuestro impacto en el planeta.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!