Una niña de 8 años renuncia a los regalos de Navidad para ayudar a los animales abandonados

Muchas veces, son los más pequeños de la casa los que nos recuerdan qué es lo más importante en la vida.

Landyn Wadsworth es una pequeña de tan sólo 8 años de edad que está dedicada a ayudar a los perros y gatos sin hogar de su comunidad.

Hace un par de años visitó por primera vez un refugio y no cabía en sí de la tristeza al comprender que había cientos de animales que tendrían que pasar Navidad sin una familia.

Landyn vive en la ciudad de Pasco en Washington, Estados Unidos.

Esto la dejó tan afectada, que la pequeña permaneció muy triste durante varias semanas. Fue entonces cuando tuvo una idea y desde entonces no ha parado en mover cielo y tierra para poder ayudar a los animales del refugio. Landyn dedica cada mes de diciembre a dar un aporte verdaderamente inspirador.

“Lo único que pidió por Navidad era que la ayudaran a hacer donaciones. Parece que su deseo se ha vuelto realidad”.

En lugar de pedir juguetes y regalos de navidad como cualquier otro niño de su edad, Landyn hace una gran campaña en pro de los animales.

Lo único que quiere es recibir dinero para comprar perrarina, gatarina y diferentes cosas que los animales del refugio puedan necesitar. Trabajó tanto que consiguió hacer una donación que cambiará la vida de muchos animales.

“Estamos muy agradecidos por toda la ayuda. Los perros y gatos pasarán una Navidad maravillosa”.

Y todavía Landyn tiene mucho trabajo por delante. Tan sólo un día después de hacer la entrega de lo que había recolectado este año, comenzó a reunir los fondos para poder hacer un regalo mucho más grande en el 2020. No hay duda de que esta pequeña es un ejemplo para todos y logrará generar un gran impacto en la sociedad.

Landyn entregó más de 200 kilos de comida.

En una conmovedora imagen se ve cómo la pila de alimentos que recolectó es mucho más grande que ella. Además de comprar varios sacos de comida, también entregó una enorme bolsa con insumos médicos.

Todas las donaciones fueron para el refugio Tri-Cities Animal Shelter.

Parece difícil creer que un niño esté dispuesto a renunciar a sus juguetes, ropa y toda clase de lujos. Todo para poder ayudar a los demás. La dulce Landyn se encuentra, sin duda, en la lista de los niños que este año se portaron muy bien.

¿Qué opinas del enorme corazón de esta pequeña? Comparte esta nota para agradecer toda la ayuda que brinda a los perros y gatitos sin hogar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!