Tiene tanto miedo de regresar a la calle que se acuesta sobre el bebé de su nueva familia

Cada año son miles de perritos los que son dejados a su suerte en las calles. Esta situación es especialmente difícil si se trata de cachorros indefensos.

Callie es una hermosa cachorrita cuyos dueños se deshicieron de ella. No solo la llevaron a la calle en donde quedaría sometida a una enorme cantidad de peligros, sino que también la dejaron sujeta a una valla.

La perrita fue dejada a su suerte con apenas semanas de vida.

Estando atrapada, Callie no podía hacer nada. Era imposible que lograra buscar alimento o un lugar con techo para resguardarse del frío.

Muy asustada, la perrita comenzó a ladrar y a dar fuertes chillidos para intentar pedir ayuda. Muchas personas pasaron junto a ella ignorándola por completo, pero un amoroso hombre supo que debía detenerse para ayudarla.

“Es demasiado dulce. No entiendo cómo alguien pudo dejarla en la calle”.

Se acercó a ella y al comprobar lo pequeña que era decidió abrirle las puertas de su casa. No había comido en mucho tiempo y ahora a duras penas podía sostenerse.

En cuanto llega a su nuevo hogar, la dulce perrita no parece comprender que ya se encuentra a salvo. Se muestra agotada pero se niega a dormir ya que tiene miedo de que la dejen nuevamente en medio de la calle.

Todo indicaba que la perrita había pasado días atada y ladrando sin parar.

Después de un par de horas, Callie comienza a tambalear y no encuentra un lugar en donde encontrarse a salvo para tomar la reparadora siesta que tanto necesita. Es entonces cuando decide que su lugar de la casa es justo al lado del bebé de sus nuevos dueños.

“¿No sabes dónde acostarte a dormir, cariño?”.

El bebé se encuentra profundamente dormido y parece que su presencia es lo único que logra hacer sentir mucho más tranquila a la dulce Callie.

La perrita se acerca a él tiernamente y decide que ese es el único lugar en donde podrá dormir. Se acuesta a su lado y posa su cabeza con mucha delicadeza al lado del bebé. En un vídeo se puede ver el hermoso momento en que ambos siguen durmiendo profundamente.

“Ahora crecerán juntos. Qué bueno saber que alguien que ama a los animales logró salvar su vida”.

No hay duda de que Callie y el bebé lograran tener una maravillosa amistad. Esperamos que esta perrita logre recuperarse de sus difíciles días en la calle y pueda disfrutar al máximo de su nuevo hogar. No solo cuenta con una maravillosa familia que siempre velará por ella; sino que también tendrá un adorable compañero de siestas.

Comparte este hermoso vídeo que nos demuestra el enorme corazón que tienen los perritos. Su gratitud es infinita.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!