Un perro protege y alimenta a su peluche como si fuera su propio cachorro

No podemos negar que la vida es mucho más bonita si tenemos al lado alguien o algo que nos haga sentir mucho más cómodos y seguros, que nos brinde tanta felicidad que queramos tenerlos siempre cerca.

Para este adorable perrito llamado Tucker, un esponjoso peluche se ha convertido en su fiel compañero. Desde que era un cachorro, Tucker ha demostrado ser un perrito muy dulce y sensible con todo lo que le rodea, incluyendo sus preciados juguetes.

Para Tucker las personas y las cosas son igual de importantes.

Katelyn Buckley es la madre de este dulce perrito, comenta que desde que era un cachorrito ha tenido infinidad de juguetes, pero tiene cierta fascinación por un cordero esponjoso que cuida y protege como si fuera su mayor tesoro.

A pesar de tener una amplia colección de juguetes, al cordero lo lleva consigo a cualquier lugar donde vaya. Buckley comenta al respecto:

Siempre lo lleva en la boca y se queja de la emoción aún teniéndolo en la boca. Lo lleva a la cama con él y comparte su comida”.

A lo largo de los años Tucker ha tenido muchos juguetes, pero solo uno, el actual cordero de peluche, se ha convertido en una especie de amigo incondicional o una pequeña cría que siente que debe proteger.

Tucker ama tanto su juguete que a la hora de la comida toma al peluche entre la boca y camina hasta el tazón, inclina su cabeza un poco y se asegura que su fiel amigo “coma” de sus croquetas. Dice Buckley:

Toma su juguete y coloca suavemente su cara en el tazón, después lo volcará y esparcirá comida por él”.

En cada comida, el adorable perrito tiene por costumbre compartir su alimento con su cordero favorito procurando siempre tener el tazón de croquetas cerca.

Lo trata con tanto cuidado que es una escena muy dulce de contemplar.

Sin importar qué o dónde Turcker siempre llevará a su cordero de peluche.

Desde que Tucker llegó a su nuevo hogar no solo ha demostrado ser un peludito muy sensible con sus juguetes, también es muy protector con las personas que más ama. Buckley comenta al respecto:

Es el bebé más grande cuando se trata de insectos volando sobre él, truenos o ruidos fuertes. Nos protege mucho, especialmente si no reconoce a alguien que se nos acerca”.

Durante años Tucker ha sido el mismo perrito sensible y protector. Su familia se siente bendecida de poder tenerlo en casa, y cómo no, si es el tipo de perrito que ama todo lo que le rodea.

Para este peludito lo más importante es cuidar a quienes más ama. Hagamos posible que más personas conozcan al tierno Tucker y comparte esta historia en tus redes.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!