Todos están confundidos con la foto «normal» de un perro de cuerpo fornido y cabeza diminuta

Las diferencias entre cada individuo hace que el mundo sea un lugar más interesante y esto aplica no sólo para las personas sino para los animalitos. Aunque no se pueda negar que ciertas cosas llegan a ser bastante desconcertantes, como la foto de Scamper un perrito completamente normal pero con una cabeza diminuta y una gran cuerpo.

Scamper es una esponjosa mezcla de Shih Tzu e hijo canino de Kyra Driscoll.

Después de que la imagen de Scamper se hiciera viral, la madre se vio obligada a esclarecer el asunto y explicó a detalle la razón por la cual su amiguito luce un cuerpo fornido pero con una diminuta cabeza.

No hablamos de músculos ni mucho menos, sino que todo es cuestión de pelo y un mal carácter para la peluquería.

Al parecer Scamper es un cachorro bastante inquieto al que no le gusta para nada visitar al peluquero canino por más cariñoso que este sea.

 «Siempre se pone muy nervioso con gente nueva y cuando lo llevo a la peluquería sólo llora y se sacude todo el tiempo. Nunca quise obligarlo a hacer eso de nuevo», dijo Kyra Driscoll.

Para evitar que su criatura pasara de nuevo por esa situación, Kyra ideó un plan de contingencia.

La mujer decidió aprender por su cuenta sobre corte de cabello para perritos y ella se encarga de cuidar el look de Scamper con sus propias manos. De este modo, Kyra se asegura de que su mascota no esté nerviosa con la presencia de ningún extraño y mucho menos que deba esperar su turno en la jaula de una peluquería canina.

Kyra es de esas madres amorosas que harían todo por aliviar la pena de su pequeño, aunque el asunto no resulte muy fácil.

Scamper sigue siendo un niño travieso así que el corte debe hacerse por partes, esta sería la verdadera justificación para el desigual tamaño entre su cuerpo y su cabecita.

“Ahora lo he estado haciendo por un tiempo y sólo me toma unos días, pero tengo que hacerlo en varias sesiones porque se emociona mucho y quiere jugar «, dijo Driscoll.

La imagen se hizo viral, después de que Kyra compartiera una publicación en su Facebook. A más de 19.000 usuarios les gustó la imagen, mientras otros se declararon confundidos antes de leer la historia de la foto.

«Es un perro increíblemente amoroso. Hace que nuestras vidas sean mucho mejores de lo que creíamos posible», dijo Driscoll.

Seguro a más de uno le pasara algo similar, pues Scamper no es el único perrito juguetón que no puede quedarse tranquilo durante el corte. Lo importante es que Kyra tiene la paciencia y el amor necesario para su amigo y no le importa que el corte dure más de lo común, incluso días si es necesario.

Comparte la divertida historia de Kyra con su perrito y coméntanos qué cosas extrañas hacer tú por amor a tus mascotas.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!