Todos los rechazaban por su peculiar manera de sonreír hasta que alguien los comprendió

Luma y Picasso son un par de cachorros especiales que enfrentan sus propias dificultades. Aunque provienen de un pasado problemático, ambos cuentan con la suerte de tener a un rescatador amoroso, además de una voluntad impresionante de seguir adelante.

Liesl Wilhardt es una rescatadora de animales muy dedicada y fundadora de Luvable Dog Rescue en Oregon.

Picasso tenía una «sonrisa» muy especial que no todo el mundo podía comprender

Liesl siempre ha tenido una profunda pasión por ayudar a animales, y abrió su fundación con la esperanza de salvar tantas vidas peludas como le fuera posible.

No es de extrañar que una persona amorosa como ella asuma el desafío de traer a casa cachorros como Picasso y Luma. En el caso de Picasso, fue entregado junto con su hermano en un albergue, cuando su amo original tuvo problemas para hacerse cargo de ellos.

La simpática sonrisa de Picasso roba corazones

Los dos cachorros eran extremadamente cercanos, pero Picasso se destacaba de su hermano. Él nació con una deformidad facial que lo llevó a parecerse a una famosa pintura del artista español. Su hocico parece estar «torcido», lo que le da un aspecto distintivo que algunas personas simplemente no entendieron.

Poco después de su llegada, Picasso y su hermano se encontraron en la lista de eutanasia del refugio. Justo cuando estaba a punto de agotarse su tiempo, Liesl llegó a sus vidas y trasladó a estos amigos a su Luvable Dog Rescue.

Luma es una adorable perrita que debe enfrentar sus deformaciones óseas

Mientras era acogido en su nueva casa, al hermano de Picasso le ocurrió algo doloroso e inesperado. El perrito murió de forma repentina debido a un aneurisma. Con la repentina pérdida de su hermano, Picasso tuvo que apoyarse en su nueva madre adoptiva.

A su cuidado, Picasso se ha convertido en el perro más cariñoso, sensible y adorable que puedas imaginar. ¡Acepta sus diferencias y las usa para ayudar a otros! Este perrito ahora sirve como animal de terapia para niños discapacitados, humanos y otros perros.

Fue así como un día llegó a casa Luma. El pequeño cachorro tenía graves deformidades en las cuatro extremidades, lo que lo obligó a moverse como una pequeña tortuga marina.

El plan original era llevar a la perrita al rescate con la esperanza de someterla a fisioterapia para ayudarla a caminar.

Luma disfruta de todo el afecto que recibe, sin importar sus diferencias

Después de realizar radiografías, se enteraron de que sus deformidades eran mucho más graves de lo que pensaban. Las radiografías mostraron que sus hombros, codos y muñecas estaban todos deformados.

No había ninguna fisioterapia capaz de hacer caminar a Luma. ¡Sin importar lo grave del diagnóstico grave, Liesl no iba a rendirse!

Recurrió a varias sillas de ruedas en un esfuerzo por lograr que Luma se moviera. Después de intentarlo una y otra vez, finalmente descubrieron que Luma era más feliz desplazándose por sus propios medios. ¡A ella realmente le encanta moverse sobre su vientre, y no tiene problema en hacerlo!

Ahora Luma y Picasso son amigos inseparables. Estos dos perritos realmente encuentran alegría en la presencia del otro y en los brazos de su increíble salvadora. Ambos cachorros increíbles son un testimonio de aprovechar todo lo que tienes y de vivir tu vida al máximo, sin importar lo que pase.

Liesl junto a su amada pareja de perritos especiales

Si te sorprende la historia de lucha y amistad que caracteriza a esta pareja de perritos, no dudes en compartirla en tus redes sociales.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!