Estudiante lanza a un perrito callejero a un charco de agua sucia con la peor de las sonrisas

Copito es un lindo perrito que hace vida en las instalaciones una Universidad de México. Allí se ha robado el corazón de profesores, empleados y cientos de estudiantes. Por desgracia, ha tenido que encontrarse con personas que no tienen el más mínimo respeto por los animales.

“Tenemos que ayudarlos. Son seres indefensos que no pueden pedir justicia”.

Un indignante video comenzó a circular en las redes y lo que mostraban aquellas imágenes dejó a todos los que conocían a Copito sumidos en una gran tristeza. Se puede ver a un joven estudiante “jugando” con el perro en la Universidad.

El chico toma al peludito en contra de su voluntad, lo alza por unos segundos y luego lo arroja bruscamente hacia un charco.

Copito vive en la Universidad Autónoma de la Chapingo, en la ciudad de Texcoco.

Lo peor de todo es que se ve que él no hace más que mostrar una enorme sonrisa en una clara señal de lo mucho que disfruta hacerle daño a un animal inocente.

Una vez que logra librarse de él, Copito cae en medio del agua sucia y procede a huir lejos de allí. Sabe que su vida se encuentra en peligro cerca de personas tan inhumanas.

“Ayúdanos a compartir este acto cobarde cometido por un estudiante. Queremos identificarlo y que tenga al menos un poco de vergüenza”.

El video dura tan sólo 14 segundos pero fue suficiente para que los amantes del perrito decidieran buscar justicia.

Dieron a conocer lo sucedido a través de las redes sociales e invitaron a toda la comunidad universitaria que los ayudara a identificar al culpable de algo tan indigno. Después de todo, una Universidad debería ser el ejemplo de buen comportamiento y de amor por los animales.

“No es posible tolerar estos actos dentro de la Universidad ni en cualquier otro lugar”.

Por suerte, los amantes de Copito lograron su cometido. Varias personas identificaron al joven y revelaron su nombre. Ahora, las autoridades universitarias se encuentran estudiando el caso y aseguran que tomarán medidas para que algo así no vuelva a suceder.

Se espera que el culpable sea expulsado o al menos le abran un expediente por mala conducta.

Peludos como Copito se vuelven una parte fundamental de la Universidad o de cualquier zona en la que hagan vida. Todos los animales son seres inocentes que no hacen más que brindarnos su amor y lo mínimo que podemos hacer es tratarlos con respeto.

Comparte esta nota apoyar a Copito y pedir que se tomen serias medidas en contra de algo tan indignante. Nadie deber divertirse a costa de los animales.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!