¿Celebración o tortura? – El Toro Júbilo, tradición milenaria de maltrato animal

Hay celebraciones que son realizadas desde tiempos inmemorables y por esa razón se les considera tradición o parte de la idiosincrasia de una comunidad; algunas tradiciones que implican la participación de animales haciendo espectáculos y competencias, generalmente incluyen torturas, maltratos y hasta víctimas. Tristemente, son justificadas porque en la antigüedad se consideraba bien hacerlo así y se mantiene la tradición hasta nuestros días.

Afortunadamente, España se ha convertido en un país que lucha por los derechos y el bienestar de los animales, específicamente de los toros debido a que son los animales que suelen ser víctimas de las ‘tradiciones’ de las poblaciones. Alrededor de 17.000 casos de festejos populares se celebraron en el 2016 en toda España donde usaban a toros como parte de su espectáculo, eso según la Estadística de Asuntos Taurinos del Ministerio de Cultura.

En Medinaceli, en Soria, existen unas de las celebraciones populares más terribles para los toros, la “tradición” lleva por nombre ‘Toro Júbilo’, este festejo se efectúa cada año y el mes pasado se llevó a cabo la edición de este año.

El horroroso festín consiste en atar al ejemplar a un madero sin que pueda desatarse, después cubrir su pelaje de barro y en su cornamenta colocarle un asta metálica en llamas. Los practicantes no ven el grado de estrés al que puede estar sujeto el animal en esas condiciones, no contentos con eso persiguen al toro obligando al animal a correr por toda la plaza del pueblo.

Esta ‘fiesta’ fue declarada como Espectáculo Taurino Tradicional en el 2002, lo que ha hecho que muchas organizaciones pro animal y el partido animalista PACMA levante su voz y reclamen a la Junta de Castilla y León y al Ayuntamiento para que prohíban está horrorosa celebración.

Laura Duarte, portavoz de PACMA dijo en referencia al Toro Júbilo hizo la siguiente denuncia:

Se hace una salvedad con los festejos tradicionales. Se utiliza ese mecanismo para incluir excepciones que permitan la celebración de espectáculos que, de otro modo, tendrían que estar prohibidos… hay un maltrato animal evidente. Reclamamos que en todos los festejos, sean tradicionales o no, se respete a los animales”.

Duarte precisó que el Reglamento de Espectáculos Taurinos Populares de la Comunidad de Castilla y León, en su artículo 19, ordena que “en todos los espectáculos taurinos populares y tradicionales queda prohibido herir, pinchar, golpear, sujetar o tratar de cualquier otro modo cruel a las reses”. Sin embargo, el articulo 19 estipula una excepción en los casos de un espectáculo taurino ‘tradicional’, haciendo referencia a que si es tradición no importa el maltrato al animal, o así lo hacen ver las declaraciones de la Consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos.

Por su parte, el alcalde de Medinaceli, Felipe Utrilla, asegura que el ayuntamiento de Medinaceli solo participa como organizador del evento brindando seguridad a la población, pero son los vecinos los que compran el toro y se unen para financiar la fiesta porque es parte de su “tradición milenaria”. Mientras el Consejero de Cultura y Turismo declaró que la diferencia de esta tradición con otras que han prohibido es que en el Toro Júbilo no dan muerte al animal, y la promoción es exclusivamente por la población.

Si bien es cierto que no dan muerte al animal, Duarte añade que “algunos toros intentan poner fin a su tortura lanzándose contra un muro o despeñándose. Otros mueren por infarto debido al enorme estrés que les genera el estado de absoluto pánico en el que se encuentran”.

Mirror

Es lamentable cómo el humano sigue haciendo del dolor ajeno una fiesta, no podemos seguir haciendo de este mundo un lugar en el que reine la crueldad hacia los más débiles.

¡Comparte esta noticia y une tu voz en contra de estas torturas!

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!