Rescatan al perrito ancianito abandonado por sus dueños tras 10 años de ser usado como alarma

Todo el mundo debería saber que los perros son seres vivos y por ende merecen recibir siempre un trato justo. Ellos no son ningunos regalos de los cuales se disfrutan solo cuando son cachorros y mucho menos sistemas de alarma para hogares y negocios.

Las personas que piensan de ese modo son las mismas que típicamente abandonan a los canes cuando ya no les “sirven” ·

Por desgracia esta realidad es la que vive un perrito anciano llamado Marouf.

El antiguo dueño del can se deshizo de él después de que Marouf le dedicara los mejores años de su vida. Por obra divina la criatura cayó en buenas manos, pues fue rescatado por los voluntarios de Animal Home Shelter.

De no haber sido por ellos hubiera podido morir.

Estas personas hicieron un vídeo en el cual documentaron el caso y lo compartieron en su canal de Youtube. Por lo que explicaron en la grabación, Marouf vivió por 10 años al lado de un hombre que, no solo no lo valoró, sino que recibía tratos inhumanos.

En su cuerpo encontraron evidencia de lesiones antiguas.

En el momento en que fue rescatado, el can estaba en terribles condiciones y vivía en una casa abandonada en la que se protegía del frío.

Su hambre era inclemente y casi no tenía energías para continuar, pero lo peor es que estaba enfermo y al borde de la muerte.

Al perrito le costaba incluso mantenerse de pie.

Tras unos análisis, el veterinario descubrió que Marouf tenía piroplasmosis , la enfermedad causada por las garrapatas.

La falta de alimento había perjudicado su situación pero el ancianito había caído en las manos indicadas.

El equipo hizo todo por rehabilitarlo.

Tras meses de tratamiento, la recuperación de Marouf es considerable pero no solo debían sanar sus lesiones físicas sino emocionales.

Este perrito es bastante inseguro y temeroso, no confía en la gente a la primera pero los rescatistas han sabido ganarse su gran corazón.

El perrito reconoce todo lo que han hecho por él.

Gracias a los vecinos de la casa en la que Marouf pernoctaba, se supo que el ancianito pertenecía a un local que lo tenía trabajando como perro cuidador.

Sin embargo, cuando el can enfermó su dueño decidió deshacerse de él y sobrevivía de las migajas que la gente le daba.

Pero ese pasado ha quedado atrás, pues ahora le sobra comidita.

Escuchar esa realidad no era raro para los rescatistas, pues tristemente es una historia que se repite con bastante frecuencia, pero no por ello deja de dolerles cada caso de abuso.

Cada animalito vulnerable que encuentran los impulsa a trabajar más por ellos y logran transformaciones tan increíbles como la de Marouf.

Este perrito anciano luce tan vigoroso como en sus mejores años.

Ahora todos en el lugar están comprometidos con Marouf y no piensan dejarlo solo. Sus cuidadores esperan brindarle los años más felices por el tiempo que quede de vida.

Tras tanto dolor, el perrito corre tranquilo y con serenidad en el refugio que se ha convertido en su hogar.

Mira en este video la emocionante transformación del «perrito alarma»:

Desechar un animal como si fuera un objeto es inaceptable, pero juntos podemos cambiar las cosas. ¡Apoyemos siempre a los animales sin hogar!