Tras 5 años de penurias en las calles vuelve a abrazar a su dueña–Nadie entiende cómo sobrevivió

Así como aquellos padres que han sufrido la desgracia de perder a un hijo, nunca pierden la esperanza del reencuentro, con los dueños de mascotas puede ocurrir exactamente lo mismo. La siguiente historia de perseverancia y mucho amor así lo ha revelado; su protagonista es una dulce perrita basenji llamada Bay.

La peluda se perdió hace cinco años y nadie se explica cómo pudo sobrevivir.

En junio de 2016 Bay vivía feliz con sus dueños en una propiedad ubicada en Massachusetts, Estados Unidos. El can había escapado de casa del hermano de su dueña, quien estaba cuidándola en Framingham, pero no supo después cómo volver.

Desde ese entonces sus dueños la habían estado buscando e incluso iniciaron una campaña en redes y la reportaron como perdida ante la oficina de control animal.

Con este cartel buscaban a la peluda.

Durante estos cinco años de ausencia, Bay había sido vista por extraños en diferentes lugares pero nadie había logrado atraparla para regresarla con sus papitos.

Incluso, en 2019 una vecina llamó a la organización Missing Dogs Massachusetss para reportar a un peludo que estaba merodeando su casa. 

Una cámara de seguridad captó a la peluda en el patio de la vecina.

En ese momento los rescatistas fueron al lugar e intentaron atraparla, pero Bay resultó muy escurridiza. Sin embargo, los profesionales recomendaron a la mujer estar alerta por su la criatura volvía a aparecer.

Lamentablemente, esa sería la última vez que la perrita se dejaría ver en años. La vecina no se topó más con el animalito que para ese momento un total desconocido para los oficiales.

La perrita hurgaba entre la basura en busca de alimento.

Este mes la traviesa chica volvió a aparecer y Control Animal se mantuvo alerta, vigilando zonas estratégicas en las que se le había visto vagar. El oficial David Parsons y dos voluntarias de Missing Dogs Massachusetss, se organizaron y han dado un vuelco a la historia de Bay.

La peluda fue atrapada en una calle de Needham, después de cinco años de penurias en la calle. Aunque Bay se mostraba un poco arisca, el hambre la delató y no pudo rendirse ante un plato de comida que el oficial dejó en una acera como carnada.

La trampa resultó suficiente para atraparla.

Una vez la atraparon, Parson pudo corroborar que se trataba de Bay pues su microchip la reportaba como extraviada hacía cinco años pero aún no se explica cómo pudo sobrevivir.

“¿Qué comía?, ¿Cómo superó cinco inviernos en Massachusetts? Este perro era muy inteligente y supo cómo manejarse en la calle”, David Parsons, el oficial de control de animales de Needham,

Tras su rescate Bay fue llevada al Highland Animal Hospital en Needham, donde la bañaron y la revisaron.

Su mal estado era notorio pues no era fácil lo que le había tocado vivir, sus orejas estaba sucia y cubiertas de garrapatas.

El collar que portaba estaba tan apretado que hubo que cortárselo. 

El oficial Parson fue el encargado de llamar a la familia de Bay para darle la noticia. Nadie podía creer que hubiese aparecido pero estaban muy contentos, así que viajaron hasta Needham para reencontrarse con ella. Los años de búsqueda valieron la pena y ahora Bay está de nuevo en casa.

Este tipo de rescates son muy extraños pero suceden en ocasiones y ahora esta peluda está lista para recuperar el tiempo perdido. Antes de irte comparte su bella historia.