Tras años siendo rechazado por su apariencia encuentra una familia que sí lo quiere como es

Sin importar las diferencias o rasgos pocos comunes, toda criatura merece ser amada pero muchas veces nuestro egoísmo nos ciega y no nos permite mirar lo que verdaderamente importa: el alma y corazón. Y esto ocurre no sólo con las personas sino con los animalitos más indefensos como Bonnie, un perrito sin hogar que había perdido su hocico y parte de su boca.

Esta pobre animal vagaba por las calles recibiendo el desprecio de la gente por su lamentable condición.

Bonnie vivía en Rumani, donde estuvo a punto de ser sacrificada por su terrible estado. Parte de su hocico, boca y una de sus patas delanteras estaban afectada por un terrible abuso.

Poco se conoce sobre el pasado de esta perrita, pero la organización Beacon Animal Rescue Center decidió hacer algo hermoso por ella y evitar que la sacrificaran.

El centro decidió hacerse cargo de Bonnie y la llevaron a Reino Unido para que recibiera tratamiento y encontrara un hogar.

Beacon Animal Rescue decidió compartir el caso de Bonnie en Facebook y fue así como Kate Comfort, de 29 años, lo encontró.

La mujer no pudo evitar sentir pena por la condición de la criatura y por el rechazo que había experimentado durante el tiempo que vivió en las calles, así que decidió intervenir.

Aunque su esposo no estaba muy convencido, Kate decidió iniciar con el trámite de adopción para ser la nueva familia de Bonnie.

Cuando se conocieron fue amor a primera vista. Kate se alarmó por la apariencia del perrito pero esto no era mayor que su sentimiento de empatía y dulzura, quería ayudarlo.

 “El hecho de que nadie lo quisiera me hizo quererlo más, era vulnerable y necesitaba amor. Resultó que su hogar perfecto era nuestro hogar y terminamos adoptando a Bonnie nosotros mismos”, comentó Kate Comfort.

Tras la adopción, la pareja inició una recaudación de fondos para costear los gastos médicos de Bonnie quien necesitaba una prótesis para caminar.

En cuanto a la necesidad de una operación para reconstruir su hocico y boca, los esposos y dueños de dos perritos más, decidieron no exponerlo y aceptarlo tal y como es.

“Pensamos que someter a Bonnie a una operación para tratar de hacerlo parecer más normal habría sido cruel. Nuestro Bonnie es perfectamente imperfecto, lo amamos tal como es y si alguien se ofende por su aspecto, entonces ese es su problema, no el nuestro”, dijo Kate.

En aras de romper todo paradigma sobre la apariencia de Bonnie, Kate creó una cuenta en Instagram en la que comparte cada una de sus aventuras y hace público el amor que ellos sienten por la criatura.

El perfil cuenta con más de 14 mil seguidores, aunque nunca falta un indolente que le deja comentarios negativos en las fotografías

Quizás en algunas personas el asunto vaya más allá de educación y tenga mucho que ver con su corazón. Pero nos alegra saber que aquellos que comparten de forma directa con Bonnie se encargan de hacerlo sentir feliz y amado. Él, por su parte, aún prefiere la compañía de los animales y se siente más seguro al lado de los humanos que son parte de su familia.

Por favor comparte esta nota y que el ejemplo de Kate llegue a cada rincón. Sólo basta ver las imágenes para saber que ama a Bonnie tal y como es ¿Y tú también eres capaz de darle amor a esa bella criatura?

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!