Tras meses de angustia y dolor celebra el milagro de reencontrarse con su perro desaparecido

Cuando un perrito entrega su amor y amistad incondicional lo hace para siempre, sin importar cuánto tiempo pase. Y esto fue lo que demostró un fiel peludito golden retriever que sabe muy bien que no hay lugar como el hogar.

Su amistad es eterna

La historia de un perrito de New Hampshire ha tenido un final tras haberse logrado reunir con su humana después de estar perdido en los bosques de Missouri, Estados Unidos, durante casi un año.

El Día de Acción de Gracias del año pasado, Kate Olson estaba visitando a su familia en el suburbio de Arnold, en St. Louis, cuando su golden retriever, Walter, se liberó de su collar y salió corriendo hacia los enormes árboles de la zona.

Aunque Olson permaneció en el área durante semanas, publicando anuncios y recorriendo el área donde había estado su perrito travieso, no tuvo éxito alguno y no pudo encontrarlo por ningún lado.

Su dueña, con el corazón roto, voló de regreso a St. Louis en enero pasado para seguir buscando e incluso se apoyó en las redes sociales para difundir los datos de su pequeño y tratar de crear consciencia sobre la importancia de ayudar a los animalitos perdidos. Pero tampoco tuvo éxito.

Después de meses sin novedades, la mujer recibió recientemente la llamada que había estado esperando tanto; el refugio Lost Paws Trapping de Belleville, Ill., pudo encontrar al perrito perdido. Olson, sin dudarlo, tomó el siguiente vuelo disponible y se reunió con Walter.

“13 días antes de estar perdido durante todo un año; viviendo en el bosque, evitando a todos los que conocía y, finalmente, de todos los días el viernes 13, ¡Walter ha sido encontrado!”, comentó Lost Paws sobre el retriever fugitivo.

Durante los meses que estuvo desaparecido, aparentemente, Walter había estado vagando por el bosque, pasando los días detrás de un parque industrial en el área de Arnold.

Después de tanto tiempo de estar perdido, el golden retriever de Olson ha estado disfrutando de todo el amor y la atención posible, además de una merecida tarde de spa y relajación como obsequio de un peluquero local.

“Ha sido un amor desde pequeño. ¡Es el mismo chico dulce que era antes, y tal vez incluso más tierno porque ha extrañado ser amado!», señala su humana.

No cabe duda de que los milagros existen y no hay nada que pueda acabar con el amor entre un perrito y su familia.

Muchos perritos se encuentran perdidos, lejos de sus hogares y sin un techo donde resguardarse. No te vayas sin compartir y no dudes en ayudar a los animales en aprietos.