Tras un mes desamparado en la calle, el rescate del gatito más consentido hace llorar a todos

Si los perritos suelen perderse, más aún sucede con mascotas tan escurridizas como los gatitos. Son decenas los felinos que escapan diariamente de sus casas, algunos de ellos tienen la suerte de volver por sus propios instintos pero hay otros que no. Es allí cuando una historia aterradora comienza a escribirse en torno a la familia y al minino desaparecido.

Esta situación es la que han experimentado por casi un mes una familia francesa.

Para los esposos Coralie y Frédéric no ha habido peor sentimiento que el que debieron experimentar en las últimas semanas, después de que su amado Nougat desapareciera de su residencia sin dejar pista alguna.

Nosotros ya no creíamos que lo volveríamos a ver. Nunca había pasado una noche fuera. El milagro ocurre en medio del fin de semana de la Ascensión”, dijo Coralie.

El felino de pelaje blanco con manchas naranja se perdió a mediados de abril y aunque sus padres buscaron en diferentes refugios y los albergues de control animal, no lograban dar con su paradero.

Sin embargo, los aullidos escuchados por unos vecinos en un puente cerca de la casa de la pareja, abrió una esperanza en el camino.

Nougat estaba cerca.

Ese mismo día Carolie y Frédéric salieron a investigar pero el toque de queda les impidió continuar con la exploración. No fue hasta el día siguiente que retornaron al lugar.

“Mi compañero reconoció de una vez el maullido de Nougat.  ¡Inmediatamente advirtió a los bomberos que iría a buscarlo él mismo si los rescatistas no intervenían!, relató Coralie.

La advertencia fue innecesaria pues los bomberos estaban más que dispuestos a ayudar y se internaron en el agua, decididos a salvar al felino.

Tras más de una hora de búsqueda lograron recuperar a Nougat que estaba atrapado entre unas enredaderas casi imposibles de desatar.

Los bomberos hicieron todo lo posible por rescatarlo.

La agonía del felino terminó y una vez fue puesto en tierra corrió a los brazos de sus papitos. Los bomberos y el propio alcalde de la ciudad, Benoît Roussel, se sintieron complacidos con el reencuentro.

“Un momento muy conmovedor: nuestros hijos lloraban. ¡Es como nuestro bebé!”, recordó Coralie

El gato estaba a salvo pero debilitado. Tras un chequeo médico se determinó que se encontraba en buen estado pero debía guardar reposo en casa por lo descompensado que se encontraba.

Nadie sabe cuánto tiempo había estado atrapado en ese lugar, es imposible que todo este tiempo haya estado en el puente pero probablemente se haya metido en problemas al intentar volver a casa.

Esta historia tuvo un final feliz, gracias a los valientes rescatistas que intervinieron. Por favor compártela y ayúdanos a reconocer la labor que hacen tantos bomberos en el mundo.