Tres gatitos huyen despavoridos en un incendio, luego ven su único refugio posible chamuscado

Las personas que viven dentro de los “puntos calientes” de los incendios de California, saben que la preparación solo llega hasta cierto punto, porque cuando se desata un incendio forestal, el fuego puede extenderse en minutos.

Todo lo que encuentra en su camino se enfrenta a la destrucción absoluta y cuentan con solo unos momentos para huir con su familia y sus preciadas pertenencias. Lamentablemente, las mascotas de estas familias no siempre están tan preparadas para el pánico repentino. Muchos de ellas huyen o se esconden atemorizadas.

Los primeros gatos fueron hallados en una camioneta chamuscada

Los dueños de estos animalitos extraviados, se ven en la necesidad de rogar por un posible reencuentro en el futuro, pero una familia de California la pasó realmente mal cuando se dieron cuenta de que habían perdido no solo uno de sus gatos amados, ¡sino a tres!

La familia Nicholson vivió una pesadilla cuando supieron que sus mininos habían huido. Abandonaron el lugar solo con lo esencial y desafortunadamente no pudieron conseguir a los gatos, Claire Nicholson tuvo el tiempo justo para reunir lo esencial antes de que ella y su hija tuvieran que huir. Hoy en día su hogar es una pérdida total.

Mientras los bomberos luchaban contra el fuego, Claire tenía la esperanza de que los gatos hubieran encontrado una manera de evitar las llamas. Tan pronto como los equipos de emergencia y los equipos de rescate de animales pudieron acceder al área, comenzó la búsqueda. No solo por los gatos Nicholson, sino por cientos de animales desplazados.

Un bombero había notado algo dentro de la carcasa de una camioneta quemada y ahuecada durante la limpieza. ¡Había dos gatos chamuscados y cubiertos de ceniza escondidos adentro! La SPCA del condado de Monterrey estaba en el lugar y fue alertada sobre la situación. Inmediatamente corrieron a la escena y pudieron recuperar a los felinos asustados.

Por suerte dos de ellos tenían lesiones leves

Los dos fugitivos no habían ido muy lejos, ¡porque la camioneta incendiada pertenecía a sus dueños! Arriesgándose, pasaron las placas al vehículo y se comunicaron con los propietarios: la familia Nicholson

Bubs sufrió quemaduras en las cuatro patas, pero está feliz, cariñoso y recibe mucho amor en el refugio. Fue tratado con analgésicos, antibióticos y atención para sus lesiones. Mango está ileso pero está cubierto de hollín oscuro. Ambos fueron examinados y tratados por la Jefa de Medicina de Refugios de SPCA.

Pudieron localizar a sus dueños, quienes estaban encantados de que los gatitos sobrevivieran. Aunque han perdido tanto, están agradecidos por este milagro. Sin embargo, otra buena noticia estaba por llegar: ¡Solo unos días después, los Nicholson hallaron a su tercer gato, Griz!

Una vez permitido, la familia regresó a su propiedad y encontró un tercer gato, Grizzy, que sufrió quemaduras leves y se está recuperando con ellos. Grizzy es más tímido que los otros gatos y se escondió mientras los rescatistas de SPCA estaban en la escena.

Griz y Mango se asearon, recibieron tratamiento para sus lesiones leves y pronto se enviaron de regreso con su feliz familia. Pero el pobre Bubs, de solo unos 6 meses de edad, necesitaba quedarse con el personal del refugio para curarse.

La familia Nicholson ahora ha encontrado un nuevo hogar y la triple reunión es oficial. Bubs abandonó el refugio tras recuperarse satisfactoriamente de sus lesiones y el horror de haber perdido a sus amados gatos, ya es historia del pasado.

Bubs pasó un tiempo más recuperándose de sus patitas lesionadas

Si esta conmovedora reunión te ha emocionado, no dudes en compartirla con tus amigos. Recuérdales que nuestras mascotas son las pertenencias más preciadas por las que vale arriesgarlo todo.

Más noticias sobre: