El médico le dice que sólo un difícil trasplante lo salvaría, pero sus perros tenían otro plan

Emotiva y real historia que nos demuestra que existen los milagros, que el amor de una mascota puede ayudar a sanar.

Enlaces patrocinados

Zach Skow es un hombre amante de los animales, que rescató tres maravillosos perros de varios refugios al norte de California.

Tug, Marley y Buddy son los perritos que Zach ama con todas sus fuerzas

Hombre con enfermedad terminal 2

Pero de pronto, Zach había perdido peso, sus ojos grises ya estaban disimulados por un color amarillento, su cuerpo estaba siendo víctima de todos aquellos excesos en su juventud.

Empezó a tomar alcohol desde los 16 años, luego aparecieron las drogas, y poco a poco estaba inmerso en sus vicios, sin que nadie pudiera sacarlo de ese pozo.

Hombre con enfermedad terminal 1

Hasta que a los 28 años, un informe médico le confirmó que su apariencia física y los síntomas dolorosos que cada vez eran más fuertes, obedecían a una terrible enfermedad.

Enlaces patrocinados

Zach tenía cirrosis, insuficiencia hepática en fase terminal, varices en el esófago y periodos de alucinaciones. Los médicos no le daban esperanza de vida a menos que se realizara un trasplante de hígado, y para ello debía estar 6 meses mínimo sin consumir ni alcohol ni drogas.

Zachh decidió ir a la casa de su familia en Tehachapi, junto con sus perros.

Hombre con enfermedad terminal 5

Se miraba al espejo y solo podía ver un ser vacío, sin alma, sin esperanza de vida; espejo que también reflejaba a sus perros, quienes siempre se mantuvieron a su lado, sin ver el hombre entregado, hundido en la desesperación. Sólo podían ver y sentir a esa persona que un día los rescató de un refugio y cuidó de ellos.

Zach, ya sin ganas de vivir, sólo pensaba en luchar por sus mascotas, así que comenzó a realizar caminatas que poco a poco se hicieron frecuentes.

Enlaces patrocinados

Hombre con enfermedad terminal

Una mañana muy fría, cuando el sol estaba sobre las montañas, Zach observó una sombra y a medida que se acercaba pudo apreciar que se trataba de un hombre mayor, de nombre Wendell, quien se aproximó para acariciar a los perros. Lo que no sabía Zach era que ese paseo para Wendell era el primero tras la muerte de su esposa.

Ese encuentro entre Zach y Wendell dejó un mensaje claro para Zach, después de que Wendell pasara por momentos tan difíciles estaba ahí, lograron ser muy buenos amigos.

Desde ese día Zach se aferró más a sus perros.

Hombre con enfermedad terminal 7

Enlaces patrocinados

Zach fundó su propio centro de rescate, su nombre fue Marley´s Mutts, desde entonces son miles de perros que han sido rescatados y rehabilitados. Increíblemente este objetivo de querer ayudar a los perros de los distintos refugios del condado de Kern, se había convertido en su salvación.

Sus caminatas fueron continuas y cada vez de mayor recorrido, los perros lo motivaban a seguir caminando, pasaron siete años y Zach no había consumido más alcohol ni drogas.

Hombre-con-enfermedad-terminal-2-

Su médico lo diagnóstico nuevamente. ¡Milagrosamente estaba curado!, ya no tenía ni cirrosis, ni varices en el esófago y ya no necesitaba ningún trasplante. Esa mirada perdida en el espejo ya no estaba más, ahora manifiesta lo importante que es la vida y el amor a las mascotas, quienes de verdad nos aman sobre todas las circunstancias.

Zach era un hombre con una enfermedad terminal que fue venciendo gracias a sus tres perros, quienes nunca lo abandonaron y lo empujaron a dejar los vicios por las caminatas.

Enlaces patrocinados

No dejes de compartir esta historia para celebrar la fidelidad de estos ángeles de cuatro patas a los que muchos les deben la vida. ¡Los milagros por amor sí existen!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!