Triste perrito que esperó durante 8 meses a su humana no sabe que está a punto de llegar a casa

El amor de una mascota es el más grande y sincero que podemos encontrar. Su lealtad no ve fin y siempre están dispuestos a esperar por nosotros, sin importar cuánto tiempo tengan que aguardar.

Una maravillosa muestra de ello es la emotiva reacción que tuvo Bauer, un husky, al reencontrarse con su humana que estuvo en el servicio militar durante 8 meses.

Son mejores amigos

Bauer es un husky que fue criado desde cachorro por su humana, Taryn Dennison. Bauer es un canino bastante enérgico, sin embargo, no ladra y raramente gruñe. Desde que estos dos seres se conocieron han sido cercanos e inseparables. Bauer disfruta tanto estar con su humana que ama seguirla a todos lados.

Cuando Taryn Dennison se enteró que sería desplegada durante 8 meses, tuvo que verse en la difícil necesidad de dejar a Bauer bajo el cuidado de su compañera de casa y su mascota Macie, quienes le dieron mucho amor durante su ausencia. Sin embargo, todos eran testigos de lo mucho que Bauer extrañaba a su humana.

Estaba devastado

“Bauer no entendía por qué me había ido. Me comuniqué con él por FaceTime unas veces y él pudo correr alrededor de mi casa tratando de encontrarme y después terminó recostándose y cayendo dormido enfrente de mi puerta”, dijo la mujer.

Finalmente, después de una larga espera de 8 meses, Taryn Dennison volvió a casa y apenas entró fue recibida con un gran abrazo de Bauer que rebozaba de alegría y no paraba de saltar de un lado a otro.

«Honestamente pensé que él me iba a orinar porque estaba muy emocionado», mencionó la mujer.

El júbilo de Bauer era tal que hizo que la emoción de Macie se intensificara y entonces ambos caninos llevaron la cálida bienvenida al suelo; haciendo que Taryn se sentara para llenarla de abrazos y lamidas.

Desde que Taryn Dennison volvió a su casa, Bauer se ha mantenido junto a ella; la extrañó tanto que ahora se asegura de hacer que cada segundo a su lado sea significativo.

“Desde que llegué, él ha estado unido a mi cintura. Ni siquiera puedo ir a la cocina o al baño sin que él esté a mi lado, ¡no lo cambiaría por nada del mundo! ”, añadió Taryn.

No hay duda de que la mejor bienvenida es la del ser que más nos quiere y nos extraña eternamente. ¡Que dure por siempre la alegría de estos seres tan maravillosos!

El reencuentro fue de película

Comparte esta tierna historia con todos tus amigos y asegúrate de valorar cada segundo que compartes con tu mascota, pues para ellos eres lo más importante.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!