Triste y a punto de morir de inanición, rescatan a Bruno de las manos de una familia negligente

Algunas personas olvidan cuáles son sus obligaciones básicas cuando deciden hacerse cargo de una vida. Alimentar adecuadamente a tu mascota, velar por su salud y bienestar y proporcionarle amor y esparcimiento, son solo algunas de las cosas que siempre debes tener en mente.

Sin embargo, una familia de Pensilvania no cumplió con estos acuerdos, y su perro, un Golden Retriever llamado Bruno, casi muere de hambre. Las autoridades se hicieron cargo del caso, en el cual el oficial de policía Jeffrey Levan y su esposa Amber Levan son los responsables.

Bruno pesaba solo 9 kilos cuando fue rescatado

Bruno fue encontrado en un estado lamentable, sus huesos sobresalían considerablemente, tenía varias lesiones en sus patas y su pelo estaba reseco y cubierto de suciedad. Olía muy mal y estaba bastante decaído.

Las autoridades obligaron a la pareja a entregar a Bruno al refugio One Dog a Time. Allí el animal fue sometido a una completa revisión médica y fue diagnosticado con desnutrición severa y deshidratación, además de algunas enfermedades en la piel.

Su piel está casi pegada de sus huesos y tiene lesiones en sus patas

Bruno se encuentra en rehabilitación. Como parte de la recuperación del golden retriever, será sometido a una dieta para ganar peso de una forma lenta y consistente. Hay muchas esperanzas de que este perro pueda hallar a una familia maravillosa, luego de salir de este desafortunado trance.

Por su parte, Jeffrey Levan y su esposa Amber Levan, deberán enfrentar cargos por negligencia y crueldad animal. La pareja trabaja en el Centro Judicial del Condado de Dauphin y aunque los medios han tratado de contactarlos para saber cuál es el motivo de sus malos tratos para con el pobre Bruno, todo ha sido inútil.

El caso de Cranberry fue muy sonado en el 2016 y su amo también enfrentó cargos por negligencia

Por desgracia, no es la primera vez que un policía de Filadelfia enfrenta cargos por negligencia. En noviembre de 2016, el agente de policía Michael Long fue arrestado por abandonar a Cranberry, su pit bull hambriento, en una bolsa de basura.

El próximo 3 de septiembre, Amber y Jeffrey Levan deberán comparecer ante la ley para enfrentar cargos por el caso de Bruno, mientras tanto su antigua mascota se encuentra en vías de recuperación desde comienzos de junio, cuando fue entregado al refugio de animales.

Así debería verse un Golden Retriever en condiciones normales. Esto dista mucho de la condición del pobre Bruno

Esperan que Bruno pueda estar bien en al menos un par de meses más. Para ese momento, los responsables de One Dog at a Time se dedicarán a buscar un hogar adecuado para él, sin embargo, su caso ha sido muy sonado en redes sociales y es probable que ya haya familias interesadas en darle el hogar feliz que merece.

Esperemos que muy pronto Bruno pueda ser feliz junto a personas consideradas.

El perro se encuentra en recuperación

Tú puedes contribuir a que historias como esta no se repitan, compartiendo esta anécdota en las redes sociales y enseñando a otros el valor que tiene una mascota.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!