¿Tu perro siempre te mira a los ojos cuando hace sus necesidades?

Definitivamente, es algo que siempre sucede. ¿Te ha pasado que cuando sacas a pasear a tu peludo y llega el indefectible momento de que haga sus necesidades, su actitud cambia por completo?

Los dueños de perros lo saben perfectamente, cuando siente que debe hacerlo se inclina ligeramente con las patas traseras y gira su cabeza. Pero ese giro no es para cualquier lado, lo hace para mirarte fijamente, una mirada un poco desconcertante y es cuando te preguntas: ¿Qué es lo que quiere?

Ese comportamiento que es tan común en todos los perros, al parecer no es algo sin importancia. Dos investigadoras han revelado que existe una razón y es algo que nadie lo esperaba.

Se trata de las veterinarias Kathryn Primm y Mary Friedman, quienes cada una por su lado explican que esta actitud en los perros no tiene nada que ver con la vergüenza, el desafío o la necesidad de intimidad, es más bien que cuando defecan se sienten indefensos.

En esa mirada no hay ni rastro de que se sientan cohibidos, o que te pidan privacidad o simplemente les dejes terminar sus asuntos, tiene que ver más con los rasgos de la evolución de la especie.

«Los perros son animales y están muy sintonizados con su entorno y su propio lugar en este. Para sobrevivir, deben ser conscientes del riesgo. Defecar es una de las veces en la vida de un animal cuando está en su punto más vulnerable. Debe adoptar una postura para realizar la tarea y, debido a esto, no está en posición de luchar o huir fácilmente», sostiene Primm.

Esto quiere decir que al ser consciente de su fragilidad, y saber que tú eres parte de su familia, «te mira porque depende de ti como pidiendo una señal porque en ese momento debe tener miedo y busca esa conexión cara a cara», según Primm.

«La posición para hacer caca es una posición vulnerable para los perros. La sensación de ser vulnerable le viene a su ancestro salvaje, el lobo, que todavía tiene que valerse por sí mismo en la naturaleza. Creo que los perros se están asegurando de tener la espalda cubierta contigo mientras están en esa posición vulnerable durante un período prolongado», dice por su parte, Friedman.

Queda claro que si nos miran es porque necesitan sentirse protegidos. Tanto Friedman como Primm también aconsejan que, ya que se sienten inseguros cuando defecan, lo mejor que podemos hacer es proporcionarles calma sin ningún movimiento brusco para que terminen de hacerlo con tranquilidad, a su ritmo.

¿O acaso nosotros no preferimos la calma en el momento de hacer las necesidades?

No te vayas sin compartir esta valiosa información que sólo nos confirma que nuestros amados perritos son casi como pequeños niños que necesitan todo nuestro amor y protección.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!