Un caballo policía se niega a salir de la cama para trabajar sin su bebida calientita

Como si se tratara de todo un Lord inglés en medio de una partida de canasta, Jake, un caballo perteneciente al grupo de equinos de la patrulla montada de la Policía de Merseyside, en Liverpool, Inglaterra, se rehúsa con todas sus fuerzas a empezar su jornada de trabajo diaria sin su respectiva taza de té caliente.

Pero, no solo eso, Jake es bien particular y específico: su té debe contener solo leche descremada, un par de cucharadas rasas de azúcar y unas pocas gotas de H2O, o de lo contrario, no se levanta de la cama.

El video del caprichoso caballo le ha dado la vuelta al mundo a través de las redes sociales de la policía montada, y miles de usuarios no salen de su asombro ante tanto charm (encanto) y distinción en un solo animal.

Jack es uno de los 13 ángeles guardianes de la comunidad de Merseyside en Liverpool

Jake se niega a salir de la cama hasta beberse su impostergable té. Una vez que lo hace está listo para comenzar su día”, expresó la humana del inimitable Jake.

El simpático video lleva más de 227.000 visitas en la Web, y así lo confirmaron los colegas funcionarios.

Solo le falta un monóculo y leer un diario para parecer todo un dandy”, bromeó otro internauta.

Hay animales que se acostumbran a manías viciosas que, generalmente, tienen por origen y causa alguna deficiencia en sus alimentos. Una vez que les encanta algo, no hay poder en la tierra que les haga cambiar de hábito, al igual que los humanos.

Jake, el consentido, bebe su té con singular alegría antes de salir al trabajo

Algunos caballos tienen la necesidad de besar a las personas, otros roban las mantas de sus congéneres o los hay incluso que desenroscan las bombillas en los remolques: los caballos tienen un sinfín de tics o manías. ¿Te identificas? Yo sí.

No obstante, las manías raras también pueden ser consecuencia de algo más serio: el aburrimiento o el estrés, por eso, si a un caballo le gusta tomar el té o simplemente llevarse todo a la boca, no quiere decir que no se le pueda enseñar disciplina, con empatía y amor. Suena a número circense, pero es algo muy útil para el entrenamiento y la relación con el equino.

Si tienes una manía o una pasión exagerada por los caballos, comparte esta historia con tus amistades y seres queridos, ya que, como vimos, la milenaria hoja de té es famosa en todas partes del mundo y su diversidad es bastante amplia. Claro que no solo lo es entre los seres humanos, porque la historia de Jake nos demuestra que también los animales son grandes fanáticos de su sabor y de su aroma.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!