Un cachorro lucha contra el sueño haciéndole creer a su dueño que se mantiene alerta cuidándolo

“¿Por qué mi perro duerme tanto?” Esta es una de las preguntas que más frecuentemente se hacen quienes tienen el privilegio de recibir a un perro en su hogar por primera vez en la vida. 

Y es que, en general, sabemos que los perros duermen más que los humanos, pero cuando empezamos a vivir con uno, de pronto nos parece que tienen la capacidad de dormir prácticamente todo el día. 

Por más que lo intenta, el pequeño Knox no logra ganarle la batalla a la pereza y ni siquiera colocándose dos palillos en los párpados puede mantener sus ojos abiertos. Le gana el cansancio, y sus intentos por mantenerse despierto y alerta son pura ternura. 

todos nos ha sucedido alguna vez. A veces nos enfrentamos en una intensa batalla contra el sueño y, en la mayoría de los casos, al igual que este cachorro, no la podemos ganar. Por más que lo intentemos, nuestros ojos insisten en permanecer cerrados. 

Este pequeño peludo y dormilón labrador no logra controlar su cansanciotodos sus esfuerzos por mantenerse activo y ser un buen copiloto mientras Austin, su humano, conduce junto a él su automóvil por las calles de Texas, Estados Unidos, son nulos. 

En el vídeo publicado en las redes sociales se evidencia cómo Knox cae profundamente dormido a pata suelta y con la cabeza colgando hacia atrás, reacio a acostarse y a sucumbir ante el sueño, en un verdadero esfuerzo canino por vigilar al conductor.

Imposible. Aunque lo da todo, su cara parece decir: “¡que viva el descanso!”.  

El pequeño Knox no pudo más y se durmió

Es muy gracioso verlo luchar contra el sueño y tratar de hacerme creer que está alerta y vigilante, pero le gana Morfeo”, dijo Austin, sonriendo. 

Pero, ¿por qué Knox duerme tanto? Muy sencillo. Los perros domésticos pasan aproximadamente el 50 por ciento del día roncando. El otro 30 por ciento permanecerán echados (aunque no necesariamente dormidos), tan solo el 20 por ciento restante del día estarán realmente activos. 

Cada vez que viene algún visitante a la casa me hace la misma pregunta: ‘Pero bueno, ¿es que tu perro no hace otra cosa más que dormir?’”, añadió el humano de Knox.  

Esto es absolutamente normal, sobre todo en los cachorros. Si bien el ser humano cuando duerme permanece un 25 por ciento del sueño en REM, el estado de sueño más profundo, los perros, en cambio, solo se mantienen en su REM un 10 por ciento, razón por la que necesitan más horas de sueño que nosotros. 

Un perro adulto duerme entre 12 a 14 horas diarias, mientras que un cachorro puede dormir hasta 18 horas al día. Vaya una vida de perros… 

También sabemos que los perros domésticos pasan mucho más tiempo dormidos que los perros “trabajadores” (como los que se dedican al pastoreo en una granja, o aquellos que son utilizados en misiones de búsqueda y rescate, por ejemplo), pues no tienen tanto tiempo libre para tomar la siesta. 

De todas maneras, si tu perro suele ser energético y ves un cambio de humor brusco, está decaído para lo activo que suele ser, lo mejor es que lo lleves con un profesional, ya que el ánimo de nuestros peludos es el mejor indicador para saber cómo están de salud. ¡Estar pendientes nunca está de más! 

 Recuerda que muchas mascotas duermen también por aburrimiento, así que, si notas que tu perro está más aburrido que una ostra, no lo tortures y sácalo a pasear un ratito. Comparte esta simpática historia con tus mejores amigos y con tus familiares cercanos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!