Un dulce perro salva la vida de una colibrí herida y ahora son completamente inseparables

Rex es un hermoso perrito rescatado que ha demostrado que siempre podemos hacer algo para ayudar a los demás. El dulce perrito pasó muchos años en un refugio hasta que finalmente conoció a quien se convertiría en su humano favorito y en su familia definitiva: Ed Gernon.

Rex vive en la ciudad de Whittier en California.

En cuanto lo vio, Ed supo que este peludo estaba esperando por él y sin pensarlo más lo llevó a su casa para comenzar una nueva vida juntos. A pesar de que venía de un pasado muy difícil, Rex siempre ha sido un perrito muy cariñoso.

Según los empleados del refugio Rex había pasado al menos un año viviendo en las calles.

Un día, demostró que no sólo tenía mucho amor para dar a los humanos, sino también para cualquier ser vivo que necesitara de su ayuda. Rex no podía parar de olisquear en una de las esquinas en un parque. Su dueño decidió acercarse para averiguar de qué era lo que llamaba tanto la atención de su perro.

Rex sabía lo duro que puede ser vivir en la calle sin ayuda.

Con el corazón roto, comprobó que se trataba de una pequeña colibrí que yacía en el suelo. Muchas hormigas estaban rodeándola así que Ed pensó que ya había perdido la vida. Sin embargo, el astuto Rex sabía que la hermosa ave necesitaba ayuda de inmediato.

“Era un criatura mínima, muy frágil. Parecía como si todo el mundo quisiera acabar con ella pero Rex sólo quería protegerla. Comprendí que debía ayudar”, dijo Ed.

Ed intentó alejar a su mascota de allí pero el dedicado perrito se negó a separarse de la colibrí. Fue entonces cuando Ed se acercó con más detenimiento y comprobó que la hermosa ave seguía con vida. Estaba luchando por su vida pero necesitaba ayuda.

Ed creó un canal de YouTube para compartir las amistad de Rex y Hummer.

Ed la tomó con mucho cuidado y la llevó a un lugar seguro en su casa. Consultó con algunos veterinarios y buscó información en las redes. La pequeña ave, a la cual decidió llamar Hummer,  necesitó de múltiples cuidados durante semanas pero finalmente logró recuperarse por completo. Una vez que se encontraba como nueva, Ed comprobó con alivio que su perro y Hummer se llevaban de maravilla.

“Mientras Hummer perfeccionaba sus técnicas para volar, parecía totalmente enamorada de Rex. Siempre quería estar cerca de él”, explicó Ed.

Ahora, la colibrí y Rex han forjado una hermosa amistad. Normalmente estas aves no se acercan demasiado a los humanos, mucho menos a los perritos. Sin embargo, Hummer adora revolotear alrededor de Rex y hasta se acerca dulcemente a Ed para pedirle algo de comida. Su actividad favorita es tomar divertidos baños de agua en el plato de Rex y lo mejor de todo es que el dulce perrito parece disfrutar al máximo de su compañía.

Rex es un peludo con un enorme corazón y el mundo entero merece saber de su emotivo rescate. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!