Un travieso gato interrumpe la oración en vivo de un sacerdote para tomarse su leche

La pandemia ha hecho que todo el mundo deba reinventarse, las personas dejaron sus oficinas para dedicarse al teletrabajo, ya no hay niños en los salones de clases sino aulas virtuales y esto mismo ocurre con las celebraciones religiosas.

Ante este panorama en la Catedral de Canterbury, Inglaterra, su sacerdote decidió usar las redes sociales para llevar la palabra de Dios. Lo que el párroco jamás imaginó es que contaría con unos asistentes bastante peculiares que terminarían por captar la atención de todos los feligreses.

Este pequeño bribón es Tiger y se unió a las oraciones.

Dean Robert cuenta con unos gatitos traviesos que en cada grabación hacen acto de presencia. Se trata de cuatro gatos residentes que viven en las inmediaciones del decanato de la Catedral pero en especial uno de ellos ha causado conmoción con sus ocurrencias.

Su nombre es Tiger, también conocido como «Gardener Cat» pues ama aparecer en las grabaciones religiosas cuando Dean Robert elige el jardín como locación. En uno de los vídeos registrados recientemente hizo algo realmente gracioso que tiene a muchos cibernáutas muertos de la risa.

Acá iba Tiger disimulando sus verdaderas intenciones.

Tiger aprovechó la concentración del sacerdote para treparse hasta la mesa de jardín y darle una probadita a una taza de leche que estaba servida para el párroco.

Al principio el animalito se mostró bastante cauteloso pero era evidente que desde el primer momento tuvo la intención bastante clara ¡estaba listo para la hora de la merienda!

Los televidentes quedaron sorprendidos porque si bien es común que los gatitos se cuelen en la escena y comiencen a acurrucarse entre las piernas del hombre, era la primera vez que alguno de ellos se aventuraba en tremenda hazaña. 

¡Sólo le daré una probadita!

Al ver la situación el párroco no pudo ignorarla y simplemente hizo un breve chiste sobre el apetito de Tiger. Sin duda para ser un verdadero cristiano hay que tener humor y este gatito es digno portador de la alegría que desearía transmitir cualquier iglesia.

«Tiene un gran apetito y siempre tiene hambre», dijo Nathan Crouch, residente de la catedral.

Después de que Dean Robert bromeara sobre la presencia de Tiger, simplemente continuó con sus oraciones matutinas y el travieso gato se acabó toda la leche que le habían servido al párroco para su té y ¡Eso sí que es generosidad!

Este fue el divertido momento que cautivó a tantos en las redes.

En definitiva este ladrón de leche logró alegrarle el día a todos los seguidores que habían sintonizado bien temprano el canal para hacer las acostumbradas oraciones matutinas. Ahora Tiger se convirtió en el gatito bribón más adorado en Inglaterra y es por una divertida razón.

Parece que este gatito no es tan devoto como creyeron y dejó en evidencia su verdadera intención, comparte esta divertida nota y coméntanos qué travesuras hacen tus mascotas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!