Un gato destruye un Doraemon de 2 mil piezas que su dueño armó en una semana

Los gatitos saben muy bien cómo hacerse entender, especialmente si creen que sus dueños no les están prestando atención y comienzan a sentir celos.

Para algunos bastaría un par de maullidos para exigir un poco de amor, pero la mayoría prefiere hacer cosas más divertidas como rasgar las cortinas, romper algún objeto o simplemente destruir un enorme Doraemon de lego.

El Doraemon estaba formado por casi 2.500 piezas.

Todo sucedió cuando Phumai Phornthong se encontraba en la tienda de juguetes donde trabaja. Un cliente le había hecho un encargo muy especial para antes del final de año: Armar un gran Doraemon con legos. La tarea no fue sencilla, pero Phumai se concentró y trabajó sin descanso.

A Phumai le tomó una semana armar la escultura.

Muchas mascotas comienzan a sentir celos si ven que sus dueños dedican demasiado tiempo a algo más, pero este gracioso gatito esperó pacientemente a que el proyecto estuviese finalizado para tomar el asunto entre sus patitas. Cuando Phumai estaba descansando, el gatito se acercó dulcemente.

Doraemon es el personaje de una serie de manga muy exitosa escrita por Fukijo Fujio.

Antes de darse cuenta, todo estaba completamente destruido y sólo quedaba recoger los legos que se encontraban regados por toda la tienda. Después de su travesura, el hermoso gatito de color naranja disfruta unos segundos patas arriba como si nada hubiese sucedido.

La escultura sin armar tiene un valor de 150 dólares, pero ya ensamblada multiplica su valor.

Phumai decidió contar lo sucedido a través de su Facebook y la publicación se volvió viral. Dueños de gatos de todo el mundo no tardaron en comentar lo mucho que lo entendían.

Después de todo, una vez que tenemos un gatito en casa tenemos que admitir que se convertirá en el rey del lugar.

“Esto es lo que hacen los gatos. Demostrar que ellos tienen el poder”.

A pesar de todo el trabajo que esto significó para el joven, la mayoría de las personas ha decidido apoyar al gatito y no podemos culparlos.

Después de todo tiene una expresión tan graciosa que ha logrado robarse el corazón de todos. Otros se preocuparon por la manera en que el gatito aparece alzado en una de las fotografías.

No es recomendable levantar a un gato con una sola mano. Puede resultar en una herida en su espina dorsal.

Todavía no sabemos si Phumai logró volver a armar el Doraemon a tiempo. Esperamos que ya tenga un poco más de experiencia en las travesuras de los gatitos y que todo salga bien en su trabajo.

¿Qué opinas de esta travesura? Comparte esta nota para dar a conocer el claro mensaje que este gatito le dio al gigante Doraemon.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!