Un gatito en apuros encuentra el amor maternal que tanto necesitaba en una enorme golden

Skywalker es un pequeño gatito de color blanco que tuvo unos primeros días muy difíciles. Vivía en las calles y alguien que lo vio en apuros decidió llevarlo a un hospital veterinario para asegurarse de que no le faltara nada. Por suerte, Skywalker no sólo encontraría allí todos los cuidados que tanto se merecía sino que también lograría conocer a quienes le abrirían para siempre las puertas de su hogar.

Skywalker fue recatado en Ohio, Estados Unidos.

Kim Downie es la esposa de uno de los trabajadores del hospital. Ambos tienen una hermosa golden a la que llamaron Mojito y que trabaja como perrita de terapia. Hace un par de años, Mojito había forjado un nexo muy fuerte con un gatito llamado Vader.

Mojito ya tiene 5 años de edad.

La tierna golden tenía un gran instinto maternal y se aseguraba de seguir al gatito a todos lados para darle muchos mimos y protegerlo de todo peligro. Lamentablemente, Vader ya no se encontraba con ellos, pero pronto llegaría alguien más a quien Mojito podría volver a darle todo el amor del mundo.

“Creo que ella realmente cree que es una mamá. Es muy amorosa”.

Cuando Kim escuchó sobre el nuevo gatito que su esposo había conocido supo que no tardaría en llevarse bien con la golden. En efecto, apenas vio al pequeño felino, Mojito fue directo hasta él y comenzó a darle besos. Su reacción había sido tan rápida que temían que al gato no le gustara, pero comprendió de inmediato que la linda golden tenía las mejores intenciones.

“En cuestión de minutos ya se estaban acurrucando juntos”.

Skywalker llegó con un estado de salud muy delicado. Tenía tan sólo tres semanas de edad y pesaba menos de un kilo, pero con todo el amor que comenzó a recibir en su nueva casa ha logrado convertirse en un minino cada vez más grande y saludable.

Mojito no descansa en su nueva labor como madre. Le enseña todos sus juguetes, duermen juntos y hasta tienen un pasatiempo favoritos: sentarse a ver los pájaros del jardín.

Skywalker tiene unas patitas muy peculiares que parece que tuviesen pulgares.

Love Meow

Es prácticamente imposible verlos separados. Incluso a la hora de tomar la siesta lo hacen completamente abrazados y Mojito se asegura de tenerlo entre sus patas para que no le pase nada.

Esta amorosa golden ha ayudado a decenas de personas en su rol de perrita de terapia. Sabe entablar una conexión especial con cada ser que conoce y no duda en demostrarles que pase lo que pase ella estará allí para apoyarlos.

Mojito tiene una cuenta de Instagram con más de 100 mil seguidores.

Los meses han pasado y esta bonita amistad no ha hecho más que fortalecerse. Mojito y Skywalker son una hermosa muestra de que sin importar si especies diferentes, los animales sólo necesitan un poco de amor para llevar la mejor de las relaciones.

Comparte esta nota para celebrar que Skywalker ha conseguido una mamá inigualable.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!