Un gatito rescatado insiste en quedarse con el policía que lo ayudó cuando otros no pudieron

Moxie, una gatita muy especial, fue rescatada por un buen hombre cuando deambulaba sola por una carretera de Mocksville, Carolina del Norte. La persona responsable de salvar a esta chiquilla, la vio a un lado de la vía cuando tuvo que detener su auto debido al tráfico.

Sabiendo que el gatito corría el riesgo de ser atropellado por autos, la recogió rápidamente y fue directamente al Departamento de Policía de Mocksville en busca de ayuda. El pequeño felino estaba cubierto de pulgas y tierra. Además estaba coja, así que podía estar lesionada.

Puedes ver que la patita derecha de Molly no es como las demás

El oficial de policía que estaba de servicio intentó comunicarse de inmediato con los servicios de mascotas locales, pero ninguno pudo enviar ayuda al momento.

Algunos sugirieron devolver al gatito a las calles, pues no había suficientes recursos o dinero para llevarla a un veterinario, sin embargo el jefe de policía Pat Reagan descartó esa cruel idea y tomó la decisión de ayudar a la chiquilla de solo 5 semanas.

Acurrucada en las piernas del jefe Reagan, conquistó su corazón

Tras visitar una clínica veterinaria, Moxie fue dada de alta con un tratamiento y una buena noticia: no había ninguna lesión en una de sus patitas delanteras.

La gatita había nacido con una malformación genética, pero a pesar de que su pata lucía más larga y retraída, eso no le producía dolor alguno.

El departamento de policía se unió para ayudar a la pequeña Moxie a encontrar un hogar lleno de amor. La tímida gatita poco a poco comenzó a prosperar.

La familia Reagan llevó a Moxie a casa el fin de semana para que el gatito no estuviera solo en el departamento de policía, lo que nunca imaginaron es que se iban a enamorar de esa pequeñita.

A pesar de su deformidad, Moxie puede hacer cualquier cosa como otros gatos. Nada puede detenerla. Se la lleva muy bien con el gato de la policía, Sarge Butters y con otras tres amigas caninas.

Pronto Molly fue acogida con profundo amor en la casa de los Reagan

Moxie se acurrucó en el corazón de todos. El jefe Reagan pensó que le encontraría un hogar para siempre, pero se dio cuenta de que ya lo había encontrado. La adoptaron oficialmente en su gran familia y la llamaron Pawfficer Moxie.

Moxie no tiene idea de que su pierna sea diferente. Es curiosa, aventurera y ama a las personas de todas las edades. De hecho, la familia Reagan se ha dado cuenta de que esta adorable mascota es excepcional con los niños, a los que brinda cariño y seguridad.

Hasta los perros sucumbieron a la dulzura de Moxie

Puede que su vida haya comenzado a la deriva en las calles, pero con un buen golpe de suerte, Moxie tiene una formidable historia para contar y tú no deberías pasar a otra página sin antes compartirla con tus amigos en las redes sociales.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!