Un gato salta al vacío para salvarse mientras su casa estaba en llamas

El ensañamiento que muchas veces se produce por un arrebato entre alguno de los miembros de una pareja es un patrón de comportamiento que utiliza el abuso físico, emocional, íntimo y hasta financiero. Es un delito que afecta a miles de personas sin importar la edad, el estatus económico, la raza, origen o condición.

A finales del mes de octubre pasado, un grupo de vecinos denunciaron un hecho violento en el cual un sujeto protagonizaba un caso de violencia en contra de su pareja.

Al ver llegar a la policía, una mujer presa de la ira se encerró en su residencia y le prendió fuego, afectando a todo el edificio. Tras el fatal suceso resultaron heridos cinco vecinos y dos funcionarios policiales.

“Personal del Departamento de Policía asistió a una edificación por un hecho de violencia doméstica entre una pareja e incendio intencional”, dijo a los medios el uniformado que recibió la denuncia.

Además del par de personas que discutían acaloradamente, dentro de la vivienda también se encontraba una mascota felina, quien logró escapar de milagro al incendio intencional tras, en medio de su desesperación, tomar la decisión de saltar por la ventana, logrando sobrevivir a la espectacular caída.

La lamentable escena tuvo lugar en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, y fue captada en una serie de imágenes que le han dado la vuelta al mundo a través de las plataformas sociales digitales.

En ellas se puede ver cómo el minino saca su cabecita por la ventana, tratando de huir del humo y las llamas sin control.

Finalmente, el gato se detiene, y al no quedarle más opción salta sin más al vacío donde lo esperan los brazos de un grupo de oficiales que se encontraban apostados en el primer piso de la construcción.

Una vez que tocó el suelo salió corriendo despavorido, pero, de seguro, agradecido por la inmensa suerte que tuvo. Ya a salvo, se recostó a descansar.

Aunque aún no se conoce la identidad real de quien cometió este acto de suma impulsividad y agresividad, el minino pudo ser rescatado del fuego y de inmediato fue trasladado a un hospital cercano, inconsciente, pero sin heridas graves que lamentar. Sin embargo, el autor del hecho espera detenido a que se le formulen los cargos correspondientes.

Por su parte, el ágil y resuelto gatito fue llevado a un refugio de animales, específicamente el Centro de Cuidados de Animales de la ciudad de Nueva York, donde ha sido bautizado como el “Gato Tom”. Por fortuna, no pasó de inhalar un poco de humo y se encuentra sano, a la espera de una nueva familia que le dé el amor que tanto se merece.

“Este animalito tuvo mucha suerte, se libró de una muerte casi segura gracias a su rápida reacción, casi un milagro”, comentó un usuario.

Y es que, el mal que los hombres hacen vive con ellos. Es como una niebla fría, oscura, donde todo se borra, donde no se piensa. El mal que los hombres hacen los deja solos con su razón y sus agravios, demasiado importantes para admitir que no, para callar, para ceder ante la incompetencia de los otros, el desamparo de los otros y el miedo de los otros.

Si te ves envuelto en una situación de maltrato similar, que además atente contra la integridad de un tercero, como en el caso de Tom, recuerda que el silencio es letal en el trato injusto hacia la pareja. Atrévete y denuncia con valentía al agresor. Comparte esta historia con tus amistades, amigos y seres queridos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!