Un Golden encuentra a un pequeñín peludo en apuros y no duda en llevarlo a su casa

Siempre es genial cuando los animales hacen amigos inesperados. De alguna manera es más singular e inesperado que ver a dos perros hacerse mejores amigos, por ejemplo.

Esta amistad inesperada de la que te hablaremos a continuación, surgió entre un golden retriever y un bebé koala, en circunstancias inimaginadas.

Asha vive junto a su familia en Australia

El golden retriever se llama Asha y vive en Australia junto a sus padres Kerry McKinnon y su esposo. Cuando Asha decidió traer un nuevo amigo a casa, fue precisamente el esposo de Kerry el primero en notarlo.

Vio al perro echado en el porche de la casa. Al instante notó que no estaba solo y llamó a su esposa, ya que ella aún no estaba despierta. Cuando Kerry bajó y vio lo que le señalaba su pareja, ¡debió haber pensado que todavía estaba soñando!

Asha de pronto apareció en casa con este singular compañero

Al principio Kerry no sabía de qué le estaba hablando su esposo. Entonces, entre dormida y despierta, vio a este pequeño koala acurrucado encima de Asha. Solo se echó a reír ligeramente nerviosa.

La pobre Asha no sabía qué pensar, ella seguía mirando a sus amos con una expresión de confusión y desconcierto. Parecía que en el fondo ella se sintiera un poco culpable cuando sus amos salieron al porche para saber qué estaba pasando. Su expresión era muy divertida.

Mira esta breve reseña del rescate de este koala

Dog saves koala in western Victoria

A golden retriever is being praised for saving the life of a baby koala in western Victoria. www.7plus.com.au/news #7News

Publiée par 7NEWS Brisbane sur Vendredi 28 septembre 2018

La realidad es que, aunque Asha acababa de hacer una amiguita muy especial, probablemente había salvado la vida de este bebé koala.

Kerry y su esposo creen que se cayó de la bolsa de su madre y una vez desamparada, tuvo que defenderse. Las temperaturas nocturnas en Victoria, la región de Australia donde vide esta familia, pueden caer hasta los 5 grados centígrados.

Además, si un depredador hubiera encontrado a la pequeña Joey (el nombre con el que bautizaron a la koala), antes que la encantadora Asha, esta historia posiblemente no tendría un final feliz.

Kerry y su esposo se dispusieron a hacerse cargo del koala. Lo envolvieron en una manta para quitárselo de encima a Asha y el animalito de inmediato se sintió protegido y a gusto. Ellos creen que Joey podía haber dormido en ese tibio refugio todo el día. Quizás le recordaba a la bolsa de su madre.

La pequeña Joey se salvó de terribles amenazas

Desafortunadamente, Kerry tuvo que separar a los nuevos amigos y llevó al koala a un veterinario, desde donde fue trasladado a un centro de rehabilitación.

Esperan que sea liberado nuevamente en la naturaleza muy pronto, gracias a la amistad de Asha y esas pequeñas acciones que salvan vidas.

De inmediato Joey fue llevada a una centro especializado en rescate para ser reubicada en el futuro

Este es un rescate muy tierno y excepcional, por eso, creemos que merece ser difundido en las redes sociales. ¿Y tú? ¿Estás de acuerdo? ¡Comparte!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!