Un heladero reacciona cada vez que una perrita se para en sus dos patas sobre el mostrador

Los perritos no dejan de regalarnos motivos para sonreír. Pese a todas las situaciones difíciles que  puedan existir en el mundo, la verdad es que saber de un can bien cuidado y mimado es razón suficiente para tener un buen día. Más aún si estos peluditos hacen cosas tan tiernas y divertidas como la pequeña Luna que ha desarrollado una fría afición.

Enlaces patrocinados

Luna es una chica bastante especial y consentida.

A esta hermosa border collie le encantan los días soleados e ir a correr a la playa y darse algunos chapuzones junto a su padre humano, Niko Tanghe, pero hay algo que realmente le encanta: la visita del camión de los helados.

Ella está siempre atenta al sonido del camión.

Luna es una perrita bastante sonora, le gusta la buena música y siempre está alerta a cualquier ruido pero ahora hay uno en especial que está asociado a comida y diversión.

Cada vez que el heladero se aproxima a la calle en la que reside Luna, esta perrita se emociona. Ella está lista para su merienda y todo el cariño que su gran amigo le ofrece.

¡Vamos que allí viene la diversión!

Recientemente, su papá grabó en vídeo su reacción al recibir al camión de los helados y el clip se hizo viral. En las imágenes se observa a Lunita como una verdadera niña chiquita, emocionada y feliz porque su premio se aproxima.

Enlaces patrocinados

Ella siempre va por su postre favorito.

Apenas se estaciona el camión, Luna comienza a mover su colita y saborearse el hocico con su lengua. La inteligente collie se acerca a saludar apenas ve que su amigo abre la ventanilla de despacho. Él la acaricia y ella muy dulcemente le da la patita como saludo.

Es obvio que han entablado una gran amistad.

Aunque la verdad lo que está collie menos disfruta es de los helados, en realidad ella está allí por su amigo y el cono de galleta de las barquillas. Esta pasión la descubrió desde que al trabajador se le ocurrió obsequiarle una. 

«El heladero, un gran amante de los animales, le dio una galleta. La segunda vez, cuando escuchó la canción desde el carrito de helados, ya caminó hacia la puerta principal después de haber hecho la asociación», dijo Niko Tanghe.

Enlaces patrocinados

Ahora, Luna y Niko tienen una nueva rutina pues el dueño la acompaña cada tarde a esperar al camión de helados. Él está dispuesto a complacerla siempre que siga siendo una buena chica y a todos nos encantaría que siguiera publicando cada una de las travesuras de Luna.

Los perritos son seres realmente luminosos y su alegría siempre será la nuestra, comparte este divertido momento y dales a tus amigos una dosis de felicidad.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!